photo bienvenidos.png
¡Hello,Invitado!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

 photo ultimostemas-3.png
Últimos temas
» Con amor para ti~
Sáb Nov 09, 2013 5:34 pm por Shin

» Reglamento Obligatorio
Lun Abr 01, 2013 11:40 pm por Shiki

» AnshiGraphics || Afiliacion Elite
Vie Mar 08, 2013 3:02 pm por Afiliador

» PRIMER CENSO ANTES DE LA RE-APERTURA!
Vie Mar 08, 2013 2:23 pm por Areila Schneewittchen

» IMPORTANTE....Un tema para todos
Vie Mar 08, 2013 3:13 am por Amaimon

» Tras una simple mascara...
Miér Ene 23, 2013 7:08 pm por Invitado

» owo
Dom Dic 16, 2012 10:28 am por Galatea

» ...::¿Qué estás escuchando?::...
Lun Dic 10, 2012 7:09 pm por Invitado

» Un dia mas.... {Privado}
Lun Dic 10, 2012 6:44 pm por Invitado

» The Black Queen... [Priv Lucius]
Lun Dic 10, 2012 5:58 pm por Invitado

 photo quienestaenlinea2.png
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 12 el Lun Jun 24, 2013 9:17 am.
 photo nuestrostaff.png
○Para contactar cliclea sobre la imagen○
 photo ambientacion.png
El invierno es la estación más fría del año, y sus características son inevitablemente definidas en contraste con las otras estaciones del año: ya que durante los días invernales las temperaturas son más bajas y hay menos horas de luz solar. Estas características se acentúan a medida que nos alejamos de los trópicos y nos acercamos a los círculos polares. En algunas regiones del planeta, según su latitud, altitud y determinadas condiciones meteorológicas, se puede observar la caída de nieve.
 photo foroshermanos-2.png
 photo elites.png
•Elite•
 photo A.png  photo porpost.png
 photo copy.png Licencia Creative Commons
Forbidden Lovers por el Staff se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
obra de >LUCIUS&GALATEA<<"" Los diseños proporcionados por ANTHONY&LUCIUS >>Son de uso exclusivo para forbidden lovers<<
forbiddenlovers.spanishforo.com
.  photo forfinal.png

~Sin ánimos de Festejar~ -Libre-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

~Sin ánimos de Festejar~ -Libre-

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 28, 2012 7:35 pm

Mostrar indiferencia era quizá los único que podía hacer bien... Esconder todo aquel dolor que sentía detrás de una simple máscara, una sonriente fachada que siempre lograba engañar a los demás... Siempre había resultado tan fácil engañar a quien le rodeaba con respecto a sus sentimientos, que comenzaba a creer que aquello era porque en realidad nadie le entendía de verdad... Nadie jamás llegaría a hacerlo, y lo peor era que comenzaba a resignarse.

Su mirada vacía, tan vacía como se sentía en su interior, se paseó por aquella multitud de rostros anónimos, desconocidos completamente para él, pero que parecían repetirse en cada lugar que visitaba. Allí estaban aquel grupejo de jovencitas casamenteras que buscaban por todos los medios captar su atención, pues... Un conde siempre es un buen partido ¿no? Si, claro que sí... Los sonrientes rostros de las madres de aquellas niñas se lo decían. ¿Y luego decían que los hombres eran los que veían a las mujeres como un trozo de carne? Pues el que dijo eso se equivocaba, pues él ahora , en ese preciso instante, se sentía como un maldito caballo siendo examinado por aquellas adineradas y frívolas personas, mientras él tan sólo les regalaba una de sus típicas y falsas sonrisas.

No sabía por qué demonios había aceptado ir allí, si en realidad odiaba todo aquel ambiente... "Porque querías distraerte... no querías pensar en ella" Le respondió su subconciente, provocando que suspirase profundamente. Aún le era imposible no pensar en ella, no dejar que su mente volase e imaginase la hermosa vida que podían haber llevado juntos si ella le hubiera aceptado... Pero no fue así, ella no le aceptó, ella no fue a él a quién eligió para continuar su vida, no fue a él y eso es lo que más le dolía...

Se supone que todas las mujeres morían por él, se supone que nadie se resistía a sus encantos... ¿Entonces por qué ella sí? ¿Por qué justamente la mujer que amaba no se dejaba amar?. Tarde se dio cuenta que aquella vida de excesos no le llevaría a buen puerto, tarde notó que todo aquello que él hacía sin consideración, volvería en su contra alguna vez. "Todo en esta vida se paga..." le pareció oír decir a su padre en ese momento, sintiéndose aún más estúpido por no haberlo previsto mucho antes...

Apretó la copa de cristal que aún sostenía en su mano, amenazadoramente fuerte... si seguía haciéndolo terminaría por hacer estallar. No le importaba si eso pasaba, un poco de dolor físico quizá sería capaz de borrar el mental que era mucho más insoportable. Respiró nuevamente hondo, dejando de presionar la copa, finalmente, realmente no quería llamar la atención... No más de lo que ya de por sí hacía con su apariencia... En momentos así era cuando entendía a su amigo Rafe con respecto a la bebida... ¡Tenía unas ganas tremendas de emborracharse para no pensar! Ahogar sus penas en aquel ambarino líquido que aún sostenía en sus manos y en el cual ahora su mirada se perdía completamente...

-¡Conde de Mayne! ¡Qué suerte que haya usted venido, mi lord!- escuchó exclamar entonces por una mujer mayor, la cual llevaba las mejillas demasiado sonrosadas... Esas nuevas modas, no las entendía. "parece un payaso..." se dijo mentalmente, mientras con una respetuosa reverencia se presentaba ante la mujer.

- Madame...- contestó con una nueva y falsa sonrisa de casanova. - Es un honor haber sido invitado...- dijo cortésmente, reprochándose el no haber salido antes de ahí, pues ahora tendría que enfrascarse en una aburrida conversación con aquella mujer... agradeció muchísimo cuando uno de los criados de la mujer le llamó, al parecer había surgido un problema en la cocina, o por lo menos eso llegó a escuchar él entre los cortos silencios que la música le dejaba oír... Mientras la mujer se excusaba con él, él apenas le devolvió un gesto amable con la cabeza, suspirando poco después aliviado de que se hubiera ido... No quería charlar con nadie, no estaba de ánimos para eso...

Su mirada volvió a pasearse por aquel amplio salón de fiestas, y se perdió por un momento en la pequeña banda de músicos que deleitaban sus oídos con dulces y suaves melodías... -Que aburrido es todo esto...- murmuró sin darse cuenta que lo hacía, pues si lo hubiera notado no lo hubiera hecho, decir algo como aquello en público era de mala educación...Y si había algo que él no era, era justamente mal educado.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ~Sin ánimos de Festejar~ -Libre-

Mensaje por Rei Wanderer Wolf el Jue Ago 09, 2012 1:09 am

Había escuchado decir que por la ciudad se hacían grandes fiestas en los barrios más pomposos, y aquellas estaban repletas de sabrosos humanos los cuales podía masticar. Pero para lograr entrar en su círculo debía vestir elegante y pasar totalmente desapercibida, lo suficiente como para mezclarse entre ellos.

Aquella noche llevaba puesto un hermoso vestido del color de la mantequilla, con algunos encajes por la zona del pecho, un escote que daba mucho que desear a los jóvenes desesperados, y una caída sensual ajustada a su cintura. No era lo que las mujeres de aquellas fiestas solían usar, pero era lo que encontró, o mejor dicho lo que logró conseguir, de una joven víctima hacía unas noches atrás.

El salón era amplio, y la gente que concurría, demasiada. No sólo había humanos, se podían divisar varias razas que jugaban por allí. La loba andaba en sigilo analizando cada persona con la que se topaba, digamos que era el período de selección. "Muy viejo" "Muy zorra" "Muy flaca" iba pensando la joven a medida que caminaba entre la multitud.

Le causaba un poco de gracia escuchar las conversaciones de aquellas pobres e indefensas criaturas, eran vacías y la mayoría era puro chusmerío. Les gustaba sacar el cuero de otras personas y luego abrazar a éstas como grandes amigas. La mayoría de los rostros le parecían tan falsos que hasta los hacía menos apetitosos.

La música era embriagadora, al igual que el champagne que sostenía en su mano derecha. Sus suaves y endulsantes melodías hacían que sus perceptibles oídos temblaran levemente con cada una de sus notas, todos bien saben que la música calma a las bestias.

Mientras que con suaves pasos se dejaba llevar por la música de aquella banda, se topó con la espalda de un joven apuesto de cabellos castaños, su porte era elegante, y su altura la indicada. -Uy! lo siento- sonrió de manera corriente, su apariencia podía ser atractiva pero faltaba más para que se fijara en una persona al instante. Realmente debía gustarle como para creerlo digno de su estómago. -Me deje llevar y no te vi- no los creía superiores como para tratarles de usted, así fue como lo tuteó. Su mirada era algo vacía, perdida y sin color, como si no quisiese estar allí, como si en aquel salón no estuviese lo que le gustaba. Lo mismo le pasaba a la joven pelirroja

-Son aburridos estos bailes tan hipócritas, son un simple espectáculos para darle a la gente qué hablar- la noche se ponía aburrida, y aquel joven lo estaba tanto como ella.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Rei Wanderer Wolf
Licantropo

Licantropo

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 02/08/2012
Localización : De mansión en Mansión

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Sin ánimos de Festejar~ -Libre-

Mensaje por Invitado el Jue Ago 09, 2012 3:28 pm

Sus largos y blanquecinos dedos, tamborileaban sobre aquella copa de cristal que aún sostenía con ambas manos. La música era sin dudas, lo único que lo mantenía allí, y lo cual lo relajaba lo suficiente como para no salir atropelladamente de aquel salón de fiestas. Los murmullos de aquellas frívolas conversaciones, eran realmente incesantes, y comenzaban a ser tediosos. El recato y el decoro parecía ya no existir a la hora de entablar aquellas conversaciones ,que nada de amables tenían para aquellos pobres infelices que se convertían el centro de ellas.

Muchas veces él también estuvo así, en la boca de toda la ''sociedad respetable'' de Londres. Muchas veces se encontró en boca de todos aquellos idiotas que muy pulcros se creían, que muy recatados y perfectos se pavoneaban de ser... Ilusos idiotas, si en vez de hacer ese tipo de cosas, se decidaran a complacer a sus mujeres, no buscarían éstas su compañía...
Bufó, y apartó por fin su verdosa vista del aquella pequeña banda, y la paseó como tantas veces antes, por el salón de baile. Pequeños grupos habían comenzado a danzar en el centro, dando un bello espectáculo a quienes le observaban. No pasó desapercibido para él, en ningún momento de la velada, aquellas insistentes miradas que recibía de las jóvenes debutantes de aquella noche.No, claro que no. Muy evidentes resultaban aquellas jovencitas que morían sin dudas porque alguien de su categoría les invite al menos a una pieza de aquel bello baile. Pero lástima para ellas, él no estaba de el más mínimo ánimo para hacerlo. Fue así como volvió su propio mirar hasta la copa media vacía que se balanceaba entre sus dedos, como si estuviera quizás tratando de ''catarla''. Se disponía a dar el último sorbo de aquella bebida, cuando un choque a sus espaldas le interrumpió.

con el ceño ligeramente fruncido, se viró en dirección a aquel que había tenido la torpeza de chocar con su personas, al cual sin lugar a dudas pensaba mandar al demonio, pues le había hecho volcar parte del contenido de su copa, sobre el suelo del salón. Más no llegó a hacerlo, cuando se encontró con aquella hermosa pelirroja que había pasado completamente desapercibida para él hasta ahora.

"Porque es apenas una niña... quizá" se dijo mentalmente, asintiendo a la par las palabras de la muchacha, la cual le sorprendió de sobremanera la forma en que le hablaba... tan ''irrespetuosa'', cosa que irónicamente no le molestó, sino que le causó no sólo gracia, sino un poco de curiosidad. - No hacen falta las disculpas, señorita- le respondió con aquel porte tan aristocrático suyo, el cual había hecho babear hasta a la mujer más ''felizmente'' casada. - Un accidente lo tiene cualquiera...

No pudo evitar perderse en la apreciación de la muchacha por unos segundos, una leve y fugaz mirada, que fue capaz de percatarse del más mínimo detalle de su persona. Su mirada, y su color de cabello, fueron algo que le hicieron recordar a cierta señorita que conoció hacía un par de meses, en la casa de su amigo Rafe, en Holbrook Court. Pero fue su desfachatez lo que hizo que pensara que seguramente aquella pelirroja y Josephine, o Josie como él le decía con cariño, tenían mucho en común. - Veo que ha asistido usted a muchos de estos bailes, mademoiselle- dijo luego de la leve risa que el comentario de la pelirroja le causó- Tiene usted muy en claro lo que éste tipo de eventos significan. - le regaló una sonrisa, aquellas de casanova de las que se jactaba. Luego de unos momentos, llamó a uno de los criados, al cual le entregó la copa casi vacía, y al cual le pidió que limpiase el pequeño desastre que había dejado en el suelo, debido al inesperado tropezón con la señorita. - Créame que éste tipo de acontecimientos, es mucho peor para los hombres que para las mujeres. Uno tiende a sentirse como caballo de feria... Me pregunto si en cualquier momento comenzarán a subastarme entre esas señoritas...- comentó divertido, poco después que el criado se hubiera marchado, apuntando disimuladamente al grupejo de debutantes que no le quitaban los ojos de encima. - Oh, disculpe mi descortesía... Garret Langham, Conde de Mayne... - se presentó respetuosamente, tomando la pequeña y delicada mano de la muchacha, llevándola poco después a sus labios, para regalarle con ellos un pequeño y casto beso. - ¿Con quién tengo el placer?-

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ~Sin ánimos de Festejar~ -Libre-

Mensaje por Rei Wanderer Wolf el Vie Ago 10, 2012 4:51 am

"¿Mademoiselle? ¿Y éste?" La forma de dirigirse hacia ella le sorprendió bastante a la campestre loba, acostumbrada a sólo tomar lo que deseaba sin preguntar y luego marcharse, aquello la dejó un tanto asombrada. Gran parte del cabello de la muchacha estaba recogido en un elegante rodete de dos partes, con mechones sueltos algo ondulados que le caían con gracia sobre el rostro y los hombros. Aquello fue obra de aquella muchacha. Le dio un poco de pena la bebida derramada, pero no podía dejar de ver los ojos de aquel elegante muñeco de vitrina. Sus ojos daban la impresión de estar un tanto cansado por aquello tan rutinario que lo rodeaba, tenía una sonrisa muy desgastada que daba la sensación de haberla practicado por muchos años, al igual que sus modales.

No pudo evitar reírse con una dulce carcajada, totalmente natural, ante la comparación de los hombres con los caballos de feria. Este humano era algo interesante, al menos tenía gracia y algo de originalidad. Al acercarse el criado también ella tendió su copa vacía para que se la llevase, y a cambio pidió otra llena. Cuando su champagne le fue entregado el joven cogió su mano y la llevó a sus labios. "¿Qué demonios..?" -¿Hmmm?- sus labios se curvaron en una sonrisa -Sólo dime Rei, y guárdese los títulos Conde, me desagrada que la gente los use para promocionarse. O para saber qué clase de persona es... como si un simple título dijera algo- La pelirroja lo miraba fijo a sus profundos ojos, tenía una mirada atrayente, una sonrisa que compraba y un porte que deleitaba. Claro que eso era maravilloso para cualquier chica, salvo ésta, que sólo lo miraba de manera apetitosa.

Retiró con suavidad la mano de las de Langham, dándole sin importancia un sorbo a su copa, saboreando aquel pálido brebaje apenas sobre su boca, y al retirarlo -Un placer Langham- meneó levemente la cabeza en símbolo de presentación -Pero le agradecería que no bese mi mano sólo por cortesía- Miró de reojo hacia el grupo de desesperadas quinceañeras que la miraban con odio, desprecio y hasta curiosidad. De todas maneras giró para verle y dedicarle una sonrisa algo sensual -O creeré que intenta que de libra por usted en una subasta, como ellas- Recorrió un sendero con la mirada hasta llegar al tumulto de doncellas Con sólo haberme dirigido la palabra me ha convertido en el centro de todos las charlas Frunció el ceño dando un ligero resoplido. Aquello no era lo que tenía en mente, buscaba pasar desapercibida e irónicamente terminó captando toda la atención. Esto iba en contra de sus planes. Sus finos dedos repiqueteaban en la copa de cristal sin hacer el menor ruido un tanto inquietos y preocupados. -He ahí el por qué de mi desagrado hacia este tipo de eventos- "Aunque la comida abunda" pensó la loba sin dejar de mirar a las jóvenes desesperadas.

-¿Y tu por qué sigues aquí? Si no te gusta tienes la libertad de marcharte de este patético circo- le miró con seriedad. No entendía a los humanos, siempre haciendo cosas y soportando gente que les desagrada. Fingiendo ser criaturas que no son, por eso para Rei sólo eran comida, desayunos, almuerzos, meriendas y cenas.




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Rei Wanderer Wolf
Licantropo

Licantropo

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 02/08/2012
Localización : De mansión en Mansión

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Sin ánimos de Festejar~ -Libre-

Mensaje por Invitado el Mar Ago 14, 2012 3:59 pm

La cantarina risa de la señorita ante su propia comparación, complació bastante al conde, quien le regaló de vuelta una renovada sonrisa, una que por primera vez en mucho tiempo expresaba real y pura diversión. Apresurándose antes de que ella utilizara ambas manos para sostener su bebida, Mayne tomó una de ellas y la besó a modo de presentación. Le divirtió bastante más de lo que ya estaba, que al parecer la chica se sorprendiera de su accionar, pues pudo notar el leve respigo de ésta, quien obviamente no se lo esperaba.

- Vaya, vaya~ Que directa es usted~- dijo tono bastante jocoso, y soltó la mano de muchacha con delicadeza. Era increíble incluso para él, como ahora no le costaba nada sonr¿eír. Lo hacía con total naturalidad, que las anteriores sonrisas esbozadas esa noche para aquellas ''valientes'' mujeres que se acercaban a saludarle, parecían ser sólo basura. Y bueno, en parte lo eran, pues aquellas no habían sido más que sonrisas ensayadas y aparatosas. - Disculpe usted si le he ofendido con mi accionar. -musitó, sin sentirse insultado en ningún momento. Esa jovencita estaba resultando ser un aire renovador para él en aquel aburrido salón de fiestas, donde terminó siendo el centro de atención, sólo por portar aquel cargo noble, que para él jamás había tenido ningún valor especial. - ¿Sabe... Rei?- pronunció aquel nombre que la chica le había dado como suyo, con delicadeza, con dulzura incluso. Dulzura que su leve acento francés, le daba a cada una de sus palabras.- Me agrada saber que piensa de esa manera... Es la primera mujer.. No, me retracto. Es usted la primera persona en mucho tiempo que me dice algo como eso, e incluso parece no importarle que pueda yo sentirme ofendido por sus palabras....- sonrió- Es usted, sin dudas, alguien interesante de tratar.

Una nueva carcajada escapó de la garganta del hombre, haciendose oir hasta sobre la música se creería. Muchos se dieron vuelta en su dirección, curiosos la mayoría por saber que era lo que había causado tanta gracia al ''Conde de Mayne'', quien todos sabían que desde hacía meses se estaba comportando de manera extraña, no se le habían conocido ningún amorío, ninguna conquista... ¿Acaso lo que toda la sociedad londinense estaba rumoreando era cierto? ¿El conde de Mayne había sido rechazado por Lady Godwing?. No obstante, nadie lo sabría a ciencia cierta, como tampoco sabrían que era lo que había provocado su risa, pues era obvio que nadie se imaginaría que una jovencita tan bella como aquella, tan joven en apariencia, pudiera decir aquel tipo de comentario sobre él.- ¿Pagaría usted por mí?- inquirió nuevamente sonriente, elevando una de sus oscuras cejas de manera sugestiva.

Luego de un momento dirigió su mirada hasta el grupejo de muchachas solteras que si antes no dejaban de mirarle, aunque de manera quizá un poco disimulada, ahora lo hacían de manera aleboza, e incluso miraban con cierto desprecio a su nueva acompañante. - ¿Quisiera usted llamar un poco más la atención?- dijo, y al instante volvió a tomar la mano libre de la mujercita, mientras con la otra tomaba aquella copa que esta sostenía entre sus finos y delicados dedos, entregándosela al momento al criado que se acercó hasta ellos. -Le mostraré como ahora usted y yo... seremos el centro de las charlas quizás hasta por una semana...- divertido, la tomó de la cintura, y la pegó apenas un poco a su costado, obligándola a caminar hasta el centro de la pista de baile. - Y si tenemos suerte...- y entonces un hermoso vals comenzó a sonar en el salón, ambientando la velada de una manera exquisita. - Y la tenemos, realmente...- miró a los músicos, y con una leve reverencia agradeció el gesto de que comenzaran a tocar aquella hermosa pieza. Pues con ella le permitiría al conde poder bailar sólo con aquella pelirroja, y no tener que compartirla con otros caballeros más. - ¡¡Seremos el centro de los chismorreos por un mes!!- rió una vez más de manera sonora, poniendose en posición, comenzó a danzar con la pelirroja.

La había tomado por la cintura, sintiendo con total claridad el calor de su piel a través de esa fina y casi trasparente tela que llevaba puesta. Sus ojos no pudieron no fijarse en la belleza de sus curvas por unos segundos, ya que después de todo, era un hombre y como tal, aquel tipo de belleza exótica que representaba la joven, no era algo que se pudiera despreciar.

- Con respecto a lo que me preguntó usted antes, chèrie...- continuó con la abandonada conversación, sin dejar de danzar, marcando el paso de baile de manera perfecta, como sólo él podía hacer. Guiando a su pareja como todo buen caballero. - Estoy aquí porque... se supone que debo estar. - suspiró, y revoleó un poco los ojos, en clara expresión de molestia.- Como dice... un título no hace a la persona, pero al parecer si le trae responsabilidades (muchas de ellas estúpidas cabe destacar) a quien lo carga consigo desde su nacimiento. - otro suspiro- Ciertamente, es que aunque no me agrade debo concurrir para no desprestigiar el nombre de mi familia... ya sabe...- Ladeó el rostro apenas un poco, y clavó su mirada penetrante en su ahora pareja de baile. - ¿Y usted? ¿Que hace alguien como tú aquí, Rei?- tutéandole en la última oración, sin darse cuenta en realidad que lo hacía.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ~Sin ánimos de Festejar~ -Libre-

Mensaje por Rei Wanderer Wolf el Mar Ago 14, 2012 9:45 pm

Sus modales eran demasiado exquisitos para la pelirroja, animal como era, bruta y algo bestia. Últimamente se ha estado hospedando en la mansión de una vampiro algo quisquillosa y algo estricta con los modales. Le había enseñado a comer, moverse y hasta bailar, tratar con los humanos, engañarlos, jugar con ellos para poder luego devorarlos y saborearlos. Quién iba a decir que su presa caería en sus manos sin siquiera mover un solo dedo. Allí estaba la loba, siendo arrastrada por el Conde, un hombre apuesto y seguro de sí mismo, algo harto de los demás, cansado de aquel teatro pero al mismo tiempo, montando uno.

-¿Por qué que me importaría que se ofenda? Después de todo digo lo que pienso, Langham, y usted no se lo tomará a mal porque no anda buscando personas que se oculten tras palabras bonitas- lo miró de arriba a abajo, hasta toparse nuevamente con sus ojos, y le sonrió- ni sonrisas actuadas.- Y sonrió amplia y verdaderamente, al igual que aquella que él mantenía en su propio rostro.

Cuando iba a darle el sorbo que permitiría ver el fondo de la copa, Mayne se la quitó de las manos y se la ofreció al criado, acto seguido la tomo de la cintura y la arrastró hasta el centro de la pista. Rei estaba desconcertada, no pretendía captar la atención de todos aunque ya lo hubiese hecho, mucho menos buscaba bailar con aquel hombre pero.. ya lo estaba haciendo. ¿Acaso se le estaba regalando por completo? "Que buena oportunidad" pensó la hambrienta loba, le parecía una persona agradable y que realmente merecía vivir, pero el estómago estaba comenzando a reclamar comida.

Todas aquellas lecciones de baile estaban sirviendo de algo en este momento, su vampiro no estaba equivocada. "Siempre es bueno bailar antes de comer" le había dicho en un momento, mientras se deslizaban por el gran salón de la mansión, justo como lo estaba haciendo ahora con el Conde. La llevaba con seguridad, marcando él el paso, un tanto apegado a ella pero siempre respetándola. -¿Qué es lo que intenta hacer Conde? ¿Que se cotice más alto su precio y aumenten sus acciones?- la pregunta fue acompañada por una ceja enarcada y una sonrisa pícara, delatando lo divertido de esa escena.

Ella podía escuchar el resonar de cada cuerda, lo tensas que estaban, las teclas de los pianos, los graves, los agudos... le gustaba muchísimo la música, y su oído sensible le permitía apreciarla de una manera que ninguno, o la mayoría, de los que estaban allí podría.

El conde volvió a retomar la antigua conversación, poniendo a la loba en un aprieto, aprieto del cual dependería su ingenio para salir de él -¿Acaso es su responsabilidad el venir aquí con sus mejores sonrisas? ¿Da prestigio el actuar como un muñeco de torta, o estar en boca de todos por bailar con una pelirroja damisela?- Un guiño acompañó al último comentario. En esos momentos una de sus piernas la subió hasta la cadera del joven y la bajó lentamente -¿Quiere bailar Conde?- pegada a él, podía sentir el latido de su corazón, aquel zumbido cálido y sabroso. -¿Qué es lo que buscas?- se alejó levemente -He venido para mofarme un poco de lo superficiales que son los hu.. las personas, que dejan entrar a uno- se miro ella misma- por sólo aparentar ser de la alta, e ignorar por completo mi verdadera persona.

No pudo evitar reírse de aquello último, ya que nadie podía esperar que aquella dulce niña, de vestido caído, un tanto pegado al cuerpo, con vuelo, peinado algo, pelirroja, de dulce sonrisa y penetrante mirada... llegaría a ser un lycan buscando una víctima de la cual alimentarse.

-Y dígame Conde, ¿Qué hace de su vida ademas de lucir bien para las subastas?- no podía dejar de sonreír, aquel individuo era divertido, le parecía una presa interesante.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Rei Wanderer Wolf
Licantropo

Licantropo

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 02/08/2012
Localización : De mansión en Mansión

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Sin ánimos de Festejar~ -Libre-

Mensaje por Invitado el Miér Sep 19, 2012 1:48 am

Su risa varonil volvió a resonar en aquel salón, llamando una vez más la atención de más de uno, que como era de esperarse, parecían demasiado sorprendidos ante el repentino cambio de actitud del noble inglés, quien parecía, sin embargo, tener sólo ojos para su hermosa acompañante.

-¿Sabe usted que es encantadora?- le dijo con aquel brillo sensual de su mirada, aquel que siempre había tenido y que parecía se habia opacado en estos últimos meses con lo sucedido con lady Godwin.- Es la primera persona en años que es tan directa conmigo... me encanta. - le confesó, y ciñendo aún más su agarre, la pegó completamente a su cuerpo, haciendo que sus voluptuosa figura femenina, se uniera con la masculina.

El calor de sus cuerpo era intenso, y quizás otro hombre en su situación hubiera ""reaccionado"", pero él no era de esos. Mayne no sentía ninguna atracción sexual por esa chica, y quizás era por eso que tanto le ''gustaba'' ella... Esa desfachatez, esa manera directa de decir las cosas, le resultaba realmente atrayente.

-La verdad que no creo que mis acciones aumenten por bailar con usted... Al menos que sean a mí al que paguen por tenerla a usted. -se acercó a la joven, y le susurró al oído. Su tono de voz profundo llenó los oídos ajenos- Tanto hombres como mujeres... están babeando por usted... ahora. - Habló ante los ojos de los demás como si le dijese a la menor alguna frase indecorosa, más no era así, o por lo menos no del todo... Por primera vez en años, el conde de Mayne no trataba de conquistar a la mujer con la cual bailaba. No intentaba arrastrarla hasta su lecho y hacerla ver las estrellas con sus caricias... No, con ella era todo diferente. Esa niña le agradaba, y le agradaba de verdad. Su sinceridad, era un tesoro invaluable ahora para el noble tan cansado de las hipocresías.

- En esta sociedad hipócrita... así es. Lo da. .respondió tras un profundo suspiro, apartando apenas unos segundos la mirada de l pelirroja, exaltándose quizás por eso, luego, cuando inesperadamente sintió la pierna de la mujer rozarle de esa manera tan... sugestiva.

Mayne sólo atinó a elevar una de sus oscuras cejas, esbozando poco después una de sus típicas sonrisas de galán.- Lo quiero... pero será mejor que éste tipo de baile... usted los reserve para alguien que valga la pena, y no para un viejo como yo...- su mirada se ensombreció apenas por unos instantes, y volvió a iluminarse ante la respuesta de la niña.- Es una diversión bastante entretenida la de usted..- comentó, dando un nuevo giro, marcando el paso de aquel vals como el experto bailarín que era, pues como dicen... bueno en la pista de baile, bueno en la cama. Y de eso, las mujeres de Londres no tenían dudas... así que tampoco podría negarse su talento para los bailes. ¿No?

-¿Qué hago de mi vida, dice?- Su mueca se notó algo pensativa. Qué hacía no era algo que le preguntasen muy seguido. Qué hacía, pues hacía lo que un conde hacía... NADA, absolutamente nada.. eso hacía. Nada que le gustase hacer e hiciera por amor...- Me encargo de mis cuadras y negocios... nada en particular, realmente- no mintió, dijo aquello único que le mantenía ''cuerdo''. Sus caballos y negocios relacionado con éstos, justamente, era lo único que lograba robarle de vez en cuando una sonrisa. - ¿Y usted? ¿Hace algo más que seducir con su belleza a las personas presentes de este salón? Su familia....¿la conozco?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ~Sin ánimos de Festejar~ -Libre-

Mensaje por Rei Wanderer Wolf el Jue Nov 29, 2012 4:53 pm

-Yo no seduzco con mi belleza, más bien ellos se dejan seducir al ser tan débiles como para caer por el exterior sin conocer el interior- la joven bailaba con elegancia con el atractivo humano quien la acompañaba con gracia y labia -Pues no conoce a mi familia. Ni yo la conozco. Hoy en día vivo en una mansión en la zona norte de la Villa, junto a una encantadora dama que hace el papel de mi tutora- Era todo lo que la loba podía decir con respecto a sus raíces actuales, si la señorita Illy se llegase a enterar la información que casi se le escapaba de la boca, podía llegar a correr en riesgo su vida, habiendo una cama de por medio claro.

Apretó su cuerpo un poco más al del conde, puesto que la música se ponía cada vez más emocionante para su sensibles oídos -No se desprestigie tanto Mayne, si estoy hablando contigo -dejó caer su cuerpo hacia atrás sosteniendo aún la mano del caballero. Su pelo rozó por un instante el piso, su pierna se elevó y bajó como un relámpago, volviendo a su posición inicial -es porque creo que vales la pena- le sonrió mofándose de las miradas captadas por aquel mínimo espectáculo.

-Le digo una cosa conde- su voz sonó graciosa y con un tono burlón -No, no puedo nombrarlo como conde de una forma tan respetuosa, un papel no lo hace mejor persona así que - mientras bailaban algunos los seguían con la mirada. Realmente estaba levantando mucha sospecha, pues es así como prefirió ir escabulléndose hacia los jardines- ¿Qué te parece salir a tomar un poco de aire?- sin dejar de bailar fue abriéndose en dirección a la salida, aunque él era quien la tenía que guiar ella no quería seguir llamando la atención, aunque le pareciera divertido- Decía, que no soy encantadora por mi educación sino todo lo contrario- corrió un par de mechones de su frente para verlo más directo- por la falta de ellos, no me interesa caerle bien a las personas con palabras bonitas, es hipocresía barata- un guiño y una sonrisa invitaron a Mayne a salir al jardín. -¿Me haces el honor?- sus ojos resplandecieron como dos faroles en medio de la oscuridad, podría haber sido por la luz de la luna, o por una chispa que se había prendido dentro de la loba.

La briza de la noche envolvía las hojas de los árboles, chocando contra los altos ventanales, colándose por debajo de los vestidos de las damas viendo y sintiendo lo que todo hombre en aquella sala deseaba. Era una fresca agradable, nada de frío, perfecta para caminata nocturna, a ojos de la luna y pies de las estrellas.

Spoiler:
D: me quedó corto, al igual q mi mente de ideas XD así que... espero que al menos no me corte tanto de ahora en más <3


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Rei Wanderer Wolf
Licantropo

Licantropo

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 02/08/2012
Localización : De mansión en Mansión

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Sin ánimos de Festejar~ -Libre-

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.