photo bienvenidos.png
¡Hello,Invitado!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

 photo ultimostemas-3.png
Últimos temas
» Con amor para ti~
Sáb Nov 09, 2013 5:34 pm por Shin

» Reglamento Obligatorio
Lun Abr 01, 2013 11:40 pm por Shiki

» AnshiGraphics || Afiliacion Elite
Vie Mar 08, 2013 3:02 pm por Afiliador

» PRIMER CENSO ANTES DE LA RE-APERTURA!
Vie Mar 08, 2013 2:23 pm por Areila Schneewittchen

» IMPORTANTE....Un tema para todos
Vie Mar 08, 2013 3:13 am por Amaimon

» Tras una simple mascara...
Miér Ene 23, 2013 7:08 pm por Invitado

» owo
Dom Dic 16, 2012 10:28 am por Galatea

» ...::¿Qué estás escuchando?::...
Lun Dic 10, 2012 7:09 pm por Invitado

» Un dia mas.... {Privado}
Lun Dic 10, 2012 6:44 pm por Invitado

» The Black Queen... [Priv Lucius]
Lun Dic 10, 2012 5:58 pm por Invitado

 photo quienestaenlinea2.png
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 12 el Lun Jun 24, 2013 9:17 am.
 photo nuestrostaff.png
○Para contactar cliclea sobre la imagen○
 photo ambientacion.png
El invierno es la estación más fría del año, y sus características son inevitablemente definidas en contraste con las otras estaciones del año: ya que durante los días invernales las temperaturas son más bajas y hay menos horas de luz solar. Estas características se acentúan a medida que nos alejamos de los trópicos y nos acercamos a los círculos polares. En algunas regiones del planeta, según su latitud, altitud y determinadas condiciones meteorológicas, se puede observar la caída de nieve.
 photo foroshermanos-2.png
 photo elites.png
•Elite•
 photo A.png  photo porpost.png
 photo copy.png Licencia Creative Commons
Forbidden Lovers por el Staff se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
obra de >LUCIUS&GALATEA<<"" Los diseños proporcionados por ANTHONY&LUCIUS >>Son de uso exclusivo para forbidden lovers<<
forbiddenlovers.spanishforo.com
.  photo forfinal.png

Sin un por que.... {{Libre}}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Invitado el Jue Jul 26, 2012 10:15 am

Los humanos, seres inestables, seres con los que he tenido que convivir pon tanto tiempo... ¿Qué es un guerrero sin guerra?, ¿Por qué existir cuando ya no estas a mi lado?.



-Flashbacks-

Una muerte tras otras, tus manos manchadas de la sangre de los que alguna vez fueron tus hermanos, levantas tu arma y sigues peleando, tus ojos no expresan nada, no pareces conocer la compasión de la que tu Dios se ha hecho famoso. Naciste como guerrero, morirás como uno... batalla tras batalla las espadas se se han cruzado, las chispas de la guerra se forman con cada roce entre ellas, Tus hermanos también pelean, pero... ellos tienen una razón justa de hacerlo, convencidos del por que, Kasiel ¿Cuál es tu razón? ¿Solo peleas por que te lo ordenan?.


Un hermoso paisaje se visualizaba, un lago rodeado de arboles de altas copas, hojas teñidas de tonalidades marrones, el otoño reinaba en ese momento, dos figuras a la orilla del lago, una hermosa joven de larga cabellera castaña clara, piel blanca y aterciopelada, ojos del color de la miel brillantes y grandes, observaba el paisaje pero sus ojos parecían tristes, a su lado de pie se encontraba imponente una figura de un ángel, de cabellera dorada y de ojos color plata y de pupilas afiladas como espada, una mirada fría una mirada que parecía no poseer sentimiento alguno se posaba sobre el lago en la misma dirección que ella.

-Tengo una razón... solo peleo por ti-

Exclamo logrando que aquella tristeza en los ojos de la preciosa joven se desvaneciera en un intenta, sus miradas se cruzaron, su razón no era la adecuada, mientras sus hermanos peleaban incansable por lograr la paz, mientras sus razones eran puras las de este ángel se volvían egoístas, no le importaba conseguir la paz, el ángel se había enamorado... ¡que gran pecado!, un ángel, un ser tan puro, enamorado de una simple humana, deshonroso, rompía las reglas y eso parecía no importarle...

-Antes de conocerte, no tenia una razón, solo hacia lo que me ordenaban, a diferencia de mis hermanos nunca sentí el deseo de encontrar la paz realmente, nací como guerrero y siempre creí que mi existencia se basaba solo para tener guerras... pero al conocerte, todo eso cambio.-

Una atenuada sonrisa se dibujo en los finos y delicados labios de aquella joven, que miraba enternecida a aquel ángel que siempre la acompañaba.

Aunque tus razones me hacen feliz, si alguien supiera sobre esto... serias castigado, solo soy una humana, no tengo el derecho de ser amada por un ángel. Temo que te castiguen por mi culpa, por lo sentimientos que produje en tu corazón, pero no me arrepiento de estar a tu lado, y aun menos de haberte conocido.

Las miradas se cruzaron y estancaron en los iris del otro, la brisa fresca del otoño soplo.


-Flashback fin-

Frente a la cantina estaba el joven ángel, el aroma del mar dominaba, en el puerto lugar tan conocido por el, mientras su cabeza divagaba en todas las cosas que en el pasado había, solo y solo ahora volvía a tener una razón para seguir viviendo desde el día que su único se le fue arrebatado de entre sus brazos. El día que se cruzo con aquel ser, supo entonces que la guerra era inevitable, habiéndose cruzado con varios de sus hermanos, con varios de sus enemigos... pasando desapercibido por el cambio en su apariencia, mas un demonio que un ángel parecía. Pero ahora esa oveja descarrilada ¿Por qué pelearía? lo haría por sus hermanos que abandono en el momento en que decidió enamorarse de aquella humana? o seria entonces que debido a su alma corrompida y pecaminosa se aliaría con aquellos contra los que peleo hace ya muchos siglos.

Su cabeza tenia la idea tan fija, esperando con paciencia y siempre apacible el momento en que la guerra diera nuevamente su comienzo, importándole poco el destino de los humanos, juro jamas acercarse a ellos... Aunque obligado a convivir con estos, no quedaba mas que seguir siendo paciente, estaba seguro que esta seudo paz que reinaba no duraría mas tiempo.

Sentado en la barra de la cantina pidió ron, cuando pirata había sido un gran gusto por el mismo había tomado, en el fondo las bajezas y el pecado se oían por todos lados, cánticos de piratas, tenues gritos fingidos de las prostitutas que los rodeaban, música... bailes... los humanos parecían siempre tan simples. Por alguna razón los odiaba, así que solo se dedico a beber del ron ignorando lo que a su alrededor pasaba... No paso mucho tiempo antes de que una de las mujeres del bajo mundo se le acercara con intensiones pecaminosas, pero esta fue rechazada por él como siempre, su corazón estaba ocupado, aunque ella ya no estuviera viva... ella seguía su única razón y su fortaleza, no dejaría que sus recuerdos se mancharan con la cercanía de ningún otro ser.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Ariel Espartan el Lun Jul 30, 2012 10:53 am

Entonces aquella presencia hizo su aparición, un ángel de aspecto joven y casi dos metros de altura, caminando con singular elegancia y desprendiendo un profundo aroma a rosas que desencajaba mucho del hedor a alcohol de aquella vieja cantina, hacía poco que había llegado a aquellas tierras y perdido por las calles siguiendo sus instintos llegó al muelle y decidió parar para saciar su sed, su mirada esmeraldina ocultaba un pasado tormentoso y tan lleno de sangre como de rectitud y nobleza, una cierta melancolía también, un gran sentimentalismo, en parte reprimido y en parte oculto tras la muralla de frialdad de su expresión estoica. Sus ojos ávidos reconocían los lugares por donde sus camaradas habían cruzado alguna vez, era un guerrero, no sabía vivir de otra manera ... esperaba órdenes, esperaba encontrar a sus superiores y esperaba la guerra la única forma de vida que conocía y que le acercaba a la gloria y a la divinidad del que fue su Dios lejos de la vanidad del hombre, sabía que aquellas tierras estaban plagadas de ángeles de todo tipo así como de terribles y poderosos demonios... sin embargo su corazón distaba mucho del de un ángel ordinario, su temple aguerrido, esbelto y más que nada majestuoso lleno de una dignidad y un vigor que le hacían sobre salir de entre todos aquellos que lo rodeaban paso a paso ... acercándose a su destino, un corazón apasionado y en cierto modo rabioso latía dentro de su pecho esperando el momento de actuar. Pero en estos tiempos su realidad se había sumido en esta desesperante "guerra fría" y por nada del mundo desobedecería a Kalel ¿es que acaso el pasado fue olvidado tan así de repente? un hombre que mató a sus propios hermanos y la gente que amaba para seguir sus ideales de disciplina y austeridad, el pecado y la corrupción lo asqueaban, los demonios lo asqueaban y los humanos ... tan abatidos y lejanos de la moralidad y la espiritualidad ... aún más ...

Su mente era un torbellino de salvajismo e ideas intrínsecas, ansioso, como un león hambriento, a la espera de que su amo ... el dueño de aquel gran circo le diera nuevas víctimas, no quería mezclarse y su traje blanco discernía bastante del de los ebrios tirados de aquella cantina... Debía soportar estas torturas para cumplir con la voluntad de su rey a quién esperaba encontrar en la Villa de Rose según rumoreaban, rogaba a las alturas por encontrar su verdadero propósito.

se sentó en la barra entonces ... al lado de aquel joven que calentaba sus venas con ron, pero no era el único que sabía apreciar el alcohol por lo que pidió al cantinero un whisky con hielo

"Encuentra a un Inglés y tendrás un Whisky ... encuentra dos y tendrás un club, encuentra tres y tendrás piratería dice el refrán"

Pensó con firmeza, él era de origen noble y no tenía nada que ver con aquellos seres bajos y promiscuos que le rodeaban comportándose como animales caóticos y desordenados, apreciaba la felicidad y los cánticos, y se sentía fuertemente atraído por aquellas sensuales prostitutas y bailarinas que agraciaban el encuentro con su feminidad... sin embargo, la mentalidad del hombre es
básica y no controlan sus instintos.

El odiaba el desorden, por lo que prosiguió bebiendo su Whisky... observaba a un grupo de damas que charlaban sumidas con mucho interés

- Es así que ocupado por sus responsabilidades mi corazón, sigue tan solitario como mi castillo -

se dijo en voz baja, entonces recayó su atención sobre el muchacho sentado a su lado que discretamente no se inmiscuía entre los jolgorios y la ebriedad que circundaban pero destacaba por mucho sobre aquellos mortales, claramente no era alguien normal ... claramente el león ya se había dado cuenta de lo que estaba sucediendo.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Ariel Espartan
Angeles

Angeles

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 26/07/2012
Edad : 27
Localización : Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Invitado el Lun Jul 30, 2012 3:04 pm

Segundos eternos que tan lento se volvían minutos, el resto de los presentes disfrutaba del jolgorio que infestaba la cantina, alegría y morbosidad tomadas de la mano danzaban en la pecaminosa vida de estos hombres y mujeres tan despreciables, pero con los que Kasiel encontraba cierta comodidad, se consideraba un traidor, se consideraba un pecador... desde el día en que su dorados cabellos cambiaron a aquel profundo y oscuro negro, que sus ojos se volvieron como espada dejando atrás el celeste puro y claro en el momento que la luz de sus ojos se apago. Un guerrero sin razón de vida, ahogando sus penas ocultas en el vaso que contenía el Ron sosteniéndolo con su mano y mirando fijo al liquido transparente, aunque el mundo detrás de el parecía acelerado e inquieto, Kasiel parecía en una dimensión paralela, tan apacible y sereno... indiferente al mundo exterior siempre encerrado en su interior.

Jamas imagino que a un lugar semejante uno de los que alguna vez llamo hermano entraba, fue en cuanto aquel hombre de cabello símil al mismo fuego cruzo el lumbral de la puerta, sus parpados se abrieron un poco y pronto se entrecerraron, su ceño se frunció apenas con cierta amargura, entonces solo quedaba esperar que con la transformación que sufrió en su cuerpo aquel ángel no lo reconociera, "calma" invoco en su cabeza mientras seguía apacible en la barra, le dio un corto trago al Ron, otra mujer se volvió a acercar a él, ¿Por que no entendían los humanos cuando alguien deseaba estar solo?, ella insistente intento aproximarse mas de lo indebido con su mirada provocadora y lujuriosa.

-No me molestes, solo vengo por Ron... no por un cuerpo sucio como el tuyo prostituta-

observo de soslayo a la mujer que se ofendió por sus palabras y se fue como si una mujer así pudiese mantener algún tipo de orgullo, cuan patéticos eran los humanos que ante la verdad se amargaban de sobremanera, ¿En que pensaría el creador cuando le dio vida a semejantes seres?. Tan distraído había estado que no se percato que el ángel del cabello rojo intenso estaba sentado a su lado, y en su mano ya sostenía una bebida, observo solo por una milésima de segundo, y sus iris volvieron a su vaso, chasqueo la lengua y viro su cara ocultándola de los ojos de ese ser a su lado, tantos años esquivando a los suyos, a los mismos que abandono durante la batalla final sin importarle el resultado de la misma, un traidor... no tenia el humor para enfrentarse aun con los posibles regaños, no tenia la paciencia para tener que escuchar las palabras que alguna vez respeto y ahora consideraba por de mas estúpidas, prófugo de su fe, el ángel guerrero completamente corrompido deseaba escapar de tener que hablar con aquel... pero al mismo tiempo algo de curiosidad sentía en su interior, la razón entonces por la cual seguía allí sentado.

Escucho sus palabras pero nada dijo a ellas, no pensaba hablarle al menos no por el momento. Simplemente se mantendría tranquilo, no debía llamar la atención del ángel tampoco, así que como un desconocido se comporto bebiendo de su Ron como si poco le importara el mundo entero, la canción de los piratas comenzó a sonar en el fondo, y en voz baja cantaba entonces siguiendo el cántico popular que resonaba en toda la cantina, recordó cuando fue parte de ese grupo tan particular, uno de los pocos momentos donde su mente no vivía atormentada por el pasado que deseaba olvidar, pero jamas podría sacar de su mente, su alma... ni su corazón.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Ariel Espartan el Lun Jul 30, 2012 5:30 pm

Pasando las puertas de aquella cantina era como entrar en una nueva dimensión, todo dentro de allí era como si de una gran fiesta se tratara, desde borrachos locales, asesinos, antiguos guerreros y piratas se juntaban en búsqueda de lo que todos los hombres necesitan por igual alcohol y mujeres, A pesar de todo Ariel no se encontraba incómodo pues respetaba la vida que llevaban aunque en parte los tomara como una clase inferior, el camino de la rectitud, de la pureza, del orden y de la luz no es para cualquiera, bebía su Whisky y sus ojos esmeralda enfocaban la escena desde otro ángulo, así con su imagen impecable y su cabello rojizo cayendo por los costados de su rostro fijó su mirada sobre aquel hombre sentado a su lado, sus ojos grises pero claros, no eran nada normales. Un guerrero siempre reconocerá a otro aún cuando su corazón se ahogue en la más honda depresión, Poco a poco desde la barra del cantinero la serenidad deslumbrante del aura de ambos extraños hacía contraste con los movimientos rápidos y las corridas de los hombres alcoholizados, Sin embargo desde su asiento, con la actitud de todo un caballero, Ariel observa la situación con corazón inquieto.

Era obvio, aquel sujeto no era corriente, sus ojos ... sabía que le había visto en algún lado y sabía como muchos de sus hermanos habían terminado por mezclarse con los humanos, tan oscurecidos y deprimidos, tan dudosos de su propio camino ... pero este aún guardaba una llama tan ardiente como el alcohol del ron que estaba bebiendo concentrado.

- Y como dice el refrán ... reúne un inglés y tendrás Whisky, con dos obtendrás un club y con tres ... un grupo de piratas jajaja -

Comentó arqueando las cejas con un tono de voz suave pero profundo, al oír el cántico de aquellos piratas. La viva imagen de la moral, de la dignidad al mismo tiempo miraba alegre la vida humana correr entre los ríos de cerveza y ron que barrían con las mesas de aquel negocio. Extrañado mirando las bellas y voluptuosas mujeres se preguntaba ¿qué clase de hombre sería capaz de tratarles con tanto rechazo como este sujeto? la respuesta a sus dudas era obvia, sus incertidumbres eran ciertas, este hombre era como él y era una oportunidad que no podía dejar pasar así nomas ... ¿Pero qué decir? ¿Qué hacer? no es común entre los ángeles delatar su identidad así nomas.



[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Ariel Espartan
Angeles

Angeles

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 26/07/2012
Edad : 27
Localización : Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Invitado el Lun Jul 30, 2012 11:20 pm

En apariencias, el pelirrojo no pareció reconocerlo, eso lo dejo completamente tranquilo, aunque no se acordaba realmente de aquel ángel a su lado, su recuerdos eran borrosos de sus hermanos por haberse centrado tanto solo en recordar a su amada, termino el ultimo trago de Ron que quedaba en el vaso, dulces segundos transformados en minutos que avanzaban rápido despreocupados del momento, los presentes seguían entre bailes y morbosidades, tanto ruido comenzó a molestar sus oídos que ahora despertaban nuevamente, ya los gritos eran mas sonoros, llamo al cantinero y le dijo que le dejara la botella Ron, pago por ella de inmediato y se levanto, quizás quedarse mas tiempo solo le traería la complicación de ser reconocido, pensar que había abandonado a los suyos en cierta manera había comenzado a pesar un poco en su conciencia, quizás aun quedaba una posibilidad de salvación, aunque al recordar que por su cabeza la posibilidad de unirse al bando enemigo había aparecido dejo atrás el pensamiento de perdón.

Le dio vida a sus piernas comenzando a caminar, con sus ojos de espada fríos a la vida que existía en la cantina, atravesó el salón hasta un sector mas abandonado, donde nadie solía estar, el lugar que solía ir cuando su cabeza ya no soportaba mas las estupideces humanas. Se sentó en la silla de un modo poco adecuado, mirando al techo con su brazo sobre el respaldo una pierna estirada, y la otra sobre la mesa con la botella sostenida por su cuello bebiendo directamente de ella.

-Estupidos humanos…-

Dijo con amargura, soplo un poco las mechas de su flequillo y termino cerrando los ojos, hasta algo de sueño le había entrado, hacia días que el mismo no quería aparecer. Acompañado de su soledad y el Ron, se pregunto por dentro que pasaría si hablara con aquel ángel de cabello símil fuego… hacia tanto tiempo que no cruzaba palabra alguna con un ángel, y ¿Que pensaría su hermano al verle convertido en lo que era ahora?, pero pronto olvido esos pensamientos, dejándole de importar, aunque era natural que extrañara a los suyos, al mismo tiempo no deseaba volver no quería ser descubierto por ninguno de ellos… seria molesto, además que interferirían con sus planes, seguramente ellos fieles aun a las normas y aun peor a aquel estupido pacto, él planeaba buscar la forma de destrozar al mismo, encontrar el modo en que la guerra volviera a gobernarlos, que egoísta era, pero no le importaba, si seguía con ese hueco dejado por su amada se terminaría volviendo loco, aunque su exterior permaneciera siempre apacible e indiferente.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Ariel Espartan el Mar Jul 31, 2012 5:59 pm

Ariel se percató de que su camarada no lo reconocía, probablemente le hubiere pasado lo que a los demás, durante las guerras, los ángeles habían perdido hermanos y seres amados y los que quedaban en la tierra no eran más que sombra, pensativo de ese hecho se acabó su whisky, el alcohol era fuerte pero lo disfrutaba, fijo su mirada en los ebrios y las prostitutas, solo le quedaban dos caminos, la verdad es que el alcohol y el sexo en este momento le resultaban un tanto "mundanos" así, que luego de ver el ademán y la dirección en la cual su colega partió comprendió de inmediato sus intenciones, dejo el vaso en la mesa y sonrió agradecido al cantinero, era orgulloso y no le molestaba que lo reconozcan pero rodeado de humanos no se podía conversar en paz, aunque la paz retorcida en la que vivían hoy sus hermanos no le gratificaba en nada, esperaba aún que su Rey o su amado maestro pudieran explicarle lo que estaba pasando, ¿A cuántos había matado en el pasado? ¿a cuántos hermanos? ¿a cuántos de sus seres queridos? ¿No era él en si mismo una amenaza ahora?

Con gracia y muchísima elegancia en un paso galante y masculino atravesó el salón, su camino y su corazón tan rectos como una espada en dirección a su nuevo conocido, en aquel fondo todo parecía perfecto, prácticamente abandonado, sin oídos curiosos, y su sombra lo hacía el lugar perfecto para que el invitado estuviera a gusto, en efecto aquel tipo no era humano y tampoco era ningún estúpido. Fue entonces que divisó al sujeto en cuestión sentado en la silla de manera no muy educada ni respetuosa que digamos, aunque quizás propia de su estrato, en verdad que le gustaba el alcohol.

- ¿No te gustan los humanos verdad? -

cuestionó con seriedad, juntando los párpados de manera solemne y con mucha delicadeza meciendo sus largos cabellos rojizos con una de sus manos, en la que se divisaba a las claras un anillo con un sello de rosa, su camarada le parecía exhausto y al mismo tiempo fastidiado, como nervioso en parte. Se preguntaba que tan grata compañía podía ser la de este bebedor, ¿Aún podría reconocerle con ese talante deprimido y pobre? … aunque bueno, no podía esperarse menos no era el primero que veía en ese estado. Su corazón yacía hinchado de emoción de poder conseguir alguna pista de lo que tramaban los celestes, necesitaba encontrar a sus jefes… a los Arcángeles, averiguar de que constaban sus planes, por un lado era de los más leales desde tiempos inmemoriales pero por otro lado, no le gustaba para nada la paz, veía este como el momento oportuno para reunir a su equipo y aplastar a los demonios, la guerra no se acaba y menos en su corazón, solo existía con un propósito ¿Y qué es un ser que no cumple su propósito?, abrió los ojos una vez más fijamente clavados en el oscuro y alto muchacho sentado en la sombra, de algún lado ... necesitaba conseguir información útil.

"Ya veo ... a pesar del aspecto, en el fondo ... muy en el fondo, en la parte más profunda somos idénticos"

Se dijo en pensamientos resoplando y caminando al frente, para acercarse a su interlocutor de cabellos negros.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Ariel Espartan
Angeles

Angeles

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 26/07/2012
Edad : 27
Localización : Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Invitado el Jue Ago 02, 2012 11:51 am

Cuantas palabras vagas había en el mundo, que se tornaba tan oscuro como el lo había hecho, la figura del pelirrojo imponente se presentaba con elegancia y distinción resplandeciendo en vividos colores, todo lo contrarios lo que elliot era, quien imponía presencia pero de un modo mas tenebroso, siempre oscuro, y siempre indiferente y hasta bastante bruto por momentos, Elliot no conocía el por que las personas se comportaban tan propias si por detrás cometían aberraciones y todo tipo de indecencia, y ese hombre frente a el, no... ese ángel... no era la excepción a eso.

chasqueo la lengua virando el rostro, dándole otro trago a la botella del Ron, era obvio que los humanos no eran muy de su agrado pero también innegable que lamentablemente la empatía con ellos era dominante, por cuestiones de su raza su misión siempre fue la protección de esos seres insignificantes que por si mismo parecían no poder hacer otra cosa que volverse pecadores y corruptos, sencillamente no los soportaba, odiaba el deseo de protegerlos que aveces surgía en su interior. sus iris se movieron encontrando la figura del ángel, una sonrisa por fin apareció en sus labios tras tanto tiempo de seriedad y frialdad, no respondió a la obvia pregunta hecha por su teórico aliado.

-No pensé en encontrarme con un ángel en un lugar así, la verdad he venido esquivando esto durante muchos años, mas bien desde que los superiores decidieron optar por el pacto, esta paz acabara nervios de todos, por que bien sabemos que no durara muchos mas años-

Increíblemente soltó la lengua, era indiscutible que en cierta forma llegaba a sentirse cómodo con la presencia del otro, pero también era claro que este ángel oscuro ya no era un puro guerrero y que su fe estaba completamente corrompida por las vivencias del pasado. La situación actual en general era complicada, incluso era sabido que dentro de la organización enemiga había problemas, que los demonios no estaban todos unidos, eso en parte por que algunos aun eran fieles al fallecido Satanás, y por otro lado entre los ángeles había una unión pero a medias, muchos habían perdido el camino durante la estadía en la tierra media, aun mas tras la muerte del Creador, todo estaba en esta especie de tranquilidad por que todo en realidad estaba despedazado, ambos lados debían reorganizarse para poder llegar entonces a la guerra inminente que los esperaba en un futuro cercano, aunque claro Kasiel no se veía interesado en esto, solo en la guerra en si, no le importaba en el lado que pudiera estar con tal de poder pelear, ya no quedaba otra cosa en su vida que eso mismo.

-Soy Kasiel, un ángel guerrero-

Se presento con ese aire de indiferencia que rodeaba a su existencia todo el tiempo, dejo la botella sobre la mesa circular donde su pierna esta apoyada, sus iris de espada se clavaron como estacas en los ojos del ángel rojo, la forma de mirar siempre era fría, no importaba quien estuviera delante de él, ya en su interior no quedaba mas que el mismo vacío helado.

-¿Cuál es tu nombre?, no me acuerdo de haberte visto nunca, aunque mi memoria es muy mala cuando se trata de ustedes.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Ariel Espartan el Vie Ago 03, 2012 1:12 am

Al ver la botella de Ron en la mesa Ariel torció levemente el labio, claramente Kasiel tenía un comportamiento bastante alcoholico, y además que a pesar de sentir rechazo por los seres humanos sentía esa inevitable atracción propia de todo ángel hacia ellos, el ser de luz era exactamente igual que su ennegrecido compañero, sin embargo odiaba la corrupción y la deslealtad por sobre todas las cosas y es por eso que no pretendía mezclarse en la política del hombre sino más bien ser un fiel observador, aún así pese a su desagrado obedecía todas sus ordenes y cumplía siempre con su deber. Contempló entonces con el ceño fruncido y una áspera expresión de seriedad los ojos grises que se posaron sobre él y devolvió la sonrisa escuetamente, pese a todo para él se trataba de un aliado.

- Te llamas a ti mismo ángel y estás pisando el mismo lugar que yo, he vivido lejos desde hace tiempo, me he acercado a Villa de Rose a raíz de este supuesto "pacto", veo que es el momento más propicio para acabar con la guerra, yo no encuentro paz por ninguna parte no se tú, pero creo que es hora de que nuestro Rey Kalel aproveche el momento para aplastar a sus repugnantes enemigos -

Comenzó hablando tranquilo, pero pronto los sentimientos se posesionaron de sus labios, la tensión, el misterio y la espectativa eran los reyes del momento aunque Ariel estaba de lo más a gusto con el aura oscura de este muchacho que en cierta forma lo complementaba, sentía en él un pensamiento muy afín, muy guerrero, ¿Era posible que sus alas corrompidas brillaran una vez más? . Para Ariel todos los demonios eran enemigos, no podían darles tiempo a unificarse, Así como Satanás fue su enemigo, ahora lo era Galatea y para ser sincero no le parecía mejor que él, tampoco sabía que había sido de sus hermanos o de sus líderes los Arcángeles, vivió desde la edad media en Inglaterra, su gran país, y por pedido de Kalel, sin embargo ahora estaba él en Villa de Rose y era momento de reportarse para recibir nuevas ordenes, su deseo era reorganizar las tropas para continuar la guerra eso es lo más lógico, la vida le había alejado del honor y la gloria, la sangre y el campo de batalla, la superioridad de su raza guerrera y la divinidad que le acercaba a Dios de esa manera tan particular.

- Pues bien, un placer Kasiel y te ruego encarecidamente que me expliques que es lo que está sucediendo con este supuesto pacto, ¿Por qué Kalel no nos ordena movernos? ¿Qué está pasando? ¿Cómo tendrá ahora sentido el sacrificio de los caídos y de todos los que perecieron por esta guerra si no le damos un fin a los acontecimientos? La guerra no acabará hasta que el mal haya desaparecido por completo de la faz de este universo, ellos son el mal encarnado y deben ser suprimidos, bajo este ideal hemos perdido a muchos hermanos ... debemos honrarles-

De pronto la frialdad de su corazón dejaba ver tenuemente un atisbo de ardientes sentimientos, el león galantemente se acercó a la mesa, y miró fijamente la efigie del parco ángel guerrero, iluminándose en sus pupilas un destello dorado, la seriedad de su expresión no mostraría jamás sus sentimientos pero todo eso estaba ahí ¿sería acaso ese fuego dorado suficiente para despertar al congelado corazón de guerrero de Kasiel? Él mismo se lo preguntaba.

- Mi nombre es Ariel "León de Dios" Ángel guerrero sobresaliente. Vengo de Cornualles porque oí el rumor de que aquí mismo, en Villa Rose están escondidos mi señor Kalel y mi maestro Miguel, vengo a por su sabio consejo y a completar la misión de viejos soldados como somos nosotros -

El sacrificio, el dolor se dejaban ver traslúcidos en el alma del pelirrojo que desencajaba de la oscuridad del panorama con su temple majestuoso, pero ese dolor no podía quedar impune, su corazón constreñido en lo más intrínseco de su pecho imbuido en un mar de sangre desde tiempos inmemoriales ¿qué sentido tenía ahora todo eso? el honor, la nobleza, la hidalguía, la generosidad entremezcladas con la ira de las pérdidas injustificadas de la matanza y la más pura destrucción en un efímero segundo ante las miradas de ambos fragantes seres.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Ariel Espartan
Angeles

Angeles

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 26/07/2012
Edad : 27
Localización : Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Invitado el Vie Ago 03, 2012 12:32 pm

Escucho sin otra opción las palabras de aquel ángel que parecía desconocer las razones de un pacto que sellaba la guerra, tantas palabrerías y tanta cosa innecesaria tenia que soportar salir de la boca de aquel ángel que parecía tan engreído en su pensamiento, cada palabra salía con un orgullo desmedido, nadie se salvo de la contaminación, nadie se vio libre de corromperse... cierto era entonces que todos y cada uno de sus hermanos había caído en la sutiles garras del pecado.

- “León de Dios”… interesante titulo te has puesto ángel guerrero, que presuntuoso te oyes, y que ignorante puedes llegar a ser, quieres saber la razón de esta paz obligada entre ángeles y demonios, acaso no tienes capacidad de ver por si ti mismo lo que a tu alrededor ocurre?, déjame que te explique entonces, un poco de lo que tu gran señor he decidido-

Entonces el ángel ennegrecido cambio ese porte despreocupado y poco digno de un caballero, sentando de un modo ya más formal, cruzando sus piernas y olvidando así la botella del Ron que se encontraba sobre la mesa, sus iris congelados e indiferentes posaron sobre los vividos de aquel ángel guerrero que pecaba con su orgullo.

-Tu gran señor cometió el peor de los errores, y es sabido ya por muchos lo que entre este y la reina de los demonios ocurre, la luz y la oscuridad quizás al ser opuestos causa cierta atracción, pero tu líder ha caído bajo y olvidado el camino del primero que siempre se mantuvo digno y firme con el recorrer del tiempo. Ahora hay paz por que ellos no desean matarse, no hasta que esos sentimientos que existen entre ellos mueran con el tiempo, y al verse en vez de desear besarse deseen matarse… el pacto es solo un modo de mantenerse aislados el uno del otro y no caer en las banalidades que producen sus corazones… ¿Viniste de tan lejos solo para saber eso?, pues ahí tienes tu respuesta, Kalel no ha ordenado moverse solo por que su corazón aun vela y sufre por la asesina de Satanás… -

Una sonrisa despreocupada se extendió sobre sus labios… sus palabras eran frías pero sobre todo su tono estaba invadido de un profundo resentimiento, se cruzo entonces de brazos, si sus palabras ofendían de algún modo a aquel ser frente a el poco le importaba, y si este deseaba proteger el honor de su amo como fiel perro de este, aun menos tendría problemas, una pelea era una pelea y librarla contra un ángel o un demonio ante los ojos del ángel ennegrecido ya no había diferencia, por que era cierto entonces que no había diferencia alguna entre los celestiales y los oscuros…

-Hablas de honrar a tus hermanos caídos en batalla?... no seas tan patético, ellos dieron sus vidas peleando fielmente y siguiendo el camino que Dios había planteado desde un comienzo, el designio del creador, ha quedado en nada, los Ángeles ahora se creen con derecho de destruir con la excusa de salvación, los demonios no han cambiado ni lo harán… ¿A veces me pregunto quienes son peor si los Ángeles que se creen puros y salvadores o los demonios? Al menos ellos no son tan hipócritas y son fieles a su propia naturaleza, mientras ustedes le han dado la espalda al creador, aunque este muerto, se atrevieron a darle la espalda y seguir a otro que se proclama líder y el nuevo omnipotente, ahora me pregunto ¿Quiénes son los verdaderos traidores?..-

El no temía decir lo que por su cabeza pasaba como torbellino descontrolable de lo que en su corazón habitaba, el aun le era fiel al creador, a aquel que lo había puesto sobre el mundo con una misión, y aunque este corrompido y aunque aun creyera que muchas de las palabras y creencias que le rodeaban solo habían sido mentira, aun en el fondo de su corazón viva estaba la llama de todo ángel que seguía fiel a aquel pensamiento, por eso perdió el camino, el considerado omnipotente había caído con tanta facilidad y los ángeles parecían no ser capaces de pensar por si mismos o mantener el ideal del primero, que buscaron entre ellos nombrando a aquel ser como el nuevo líder.

-Pero cálmate hermano, no tardara llegar seguramente el día en que tu sed de sangre y “gloria” se vean alimentadas por la nueva guerra… Y podrás entonces seguir honroso al tu nuevo líder que tan lastimero es que no pudo resistirse a los encantos de una bruja como Galatea.-

Dijo al final mas sonriente que de costumbre apoyando su barbilla en la base la palma de su mano y reposando el codo apacible sobre la mesa, miro la botella de Ron tan cercana pero el tema había causado su amargura al recordar las razones de su propia existencia, que ya ni el deseo de saborear tenia de aquella fuerte bebida blanca que seguro tendría sabor a nada…

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Ariel Espartan el Vie Ago 03, 2012 10:58 pm

Así fue que escuchó atentamente las razones del pacto sin poder creerlo, las palabras salieron de la boca de Kasiel sin ninguna dulzura y sin ningún suavizante de verdad ¿pero acaso podía ser esa la verdad?
Quizás fuere arrogante y oscuro, pero no parecía mentir, es cierto que la oscuridad penetra en lo más profundo de los corazones ¿Pero por qué Kalel hubiera dicho eso a sus hermanos? ... Según sabía sus intenciones no eran deshonrar al primero ni quedarse con su poder, sino que había sido sabiamente escogido por este antes de yacer en su sueño profundo.

- ¿Y tú te haces llamar ángel guerrero?, pareces estar abrigado por el fuego de la furia, aunque me confieso ignorante de lo que pasa, confío en que Kalel tiene una buena razón para que vivamos en paz -

Entonces se acercó un poco más resonando sus pasos en la madera del suelo, tomando asiento delante de aquel hombre y su botella, llevando con gracia la mano al mentón para analizar un poco más duramente la situación, su vista, fija, clavada en la mirada de su interlocutor.

- ¿Es Kalel un ser capaz de cometer semejante error? , es cierto que así como la luz y la oscuridad se atraen se rechazan y de su fuerte choque surge el movimiento del universo, Y si bien Kalel no goza de la mejor de las reputaciones comparado con el antiguo líder nunca seria capaz de algo así. Estoy seguro de que no solo desea matar a Galatea sino a todos los demonios… no creo que fuera un ser tan débil… aunque si así fuera de seguro pagaría las consecuencias de su debilidad ante la cruel ley de la naturaleza he venido de Cornualles, pero no puedo creer de lo que me entero, Galatea no es mejor que Satanás, es una asesina a sangre fría y una déspota igual que todos los que la rodean jajaja -

Finalizó en una carcajada profunda y masculina desde su garganta… pese a su frialdad estructural por dentro era bastante resentido hacia todo demonio, entonces bajó la mano de su rostro hacia la mesa con algo de furia en un ademán imperante, no quería creer que el honor de sus hermanos fuera reducido a cenizas por una simple criatura, Kasiel era un ángel negro, corrompido que no creía en nada, y con suerte creería en si mismo, pero el insulto de Galatea si así era no podía quedar impune, todo ángel en sus cabales sabe que todos los demonios son los responsables del caos universal. Kasiel, no le parecía sensato.

- No hay diferencia entre el camino que el creador planteó y el que nos plantea Kalel, el solo sigue con su plan desde un principio tiene que haber una razón justa y objetiva de sus movimientos, el designio del creador ha sido que él le sucediera, cuando Él mismo reinaba los ángeles blandimos la espada de la destrucción contra los demonios para proteger a la creación y a las criaturas, los demonios no cambiarán, serán destruidos por completo… ¿Cómo te atreves a venir a cuestionar el honor de tus hermanos que tan abnegadamente reciben el daño a cambio de acabar con el mal? La misma naturaleza los destruirá, el poderoso Kalel es quien ha sido escogido por la luz, pero dime entonces ¿Quién eres tú Kasiel? -

Expresó con gran seguridad inquiriendo desafiante al pálido ángel, ¿era posible que descaradamente le estuvieran mintiendo en la cara?, Todos ellos debían de ser obedientes de esta primera voluntad ¿pero si así era nadie había sido capaz de distinguir la verdad?

- Seguramente que esto no durará mucho -

Prosiguió…

- Verás que el no sería capaz de caer ante un animal como esa maldita -

todo esto le causaba risa más que pavor y temor, entonces sonriente acercó su mano a la mesa e inquirió nuevamente

- Puedo echar un trago ¿Joven? jajaja -

deseoso de probar la calidad de la fuerte bebida. Que disparate, había topado con un verdadero absurdo.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Ariel Espartan
Angeles

Angeles

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 26/07/2012
Edad : 27
Localización : Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 04, 2012 11:01 am

Se había topado en su primer encuentro con uno de sus hermanos con lo que se podía considerar un fanático enceguecido, sus ojos no querían ver o aceptar las bajezas de su líder, y prefería entonces creer en el muy a pesar de sus errores, “ al menos el creador murió firme en su ideología” pensó mientras sus iris de espada se deslizaban en la silueta de la botella sobre la mesa, un ser divino tentado por la oscuridad, al ser de ese modo entonces siempre habrá corrupción entre los suyos, una que ninguno se veía capaz de aceptar lo que los volvía muy patéticos e hipócritas ante los ojos de aquel ángel que dominado por la negrura de su alma, que muy a pesar de llamarse corrompido al menos aun en su cabeza era capaz de discernir entre la verdad y la mentira que rodeaba todo el tema de la guerra y el pacto.

-Tu también eres un asesino a sangre fría, así como todos nosotros lo fuimos, los ángeles que se suponen son la imagen vivida de la pureza solo demuestran crueldad hoy en día, solo pueden pensar en la guerra que viene, sacrificando la vida de quien sea con tal de conseguir lo que desean, no les importan los humanos que son la principal razón de nuestra existencia, protegerlos era nuestro deber y ahora cuantos han muerto en manos “santas”, olvidaron las enseñanzas del creador, y no les importa incluso que su nuevo guía muera, pues esperan que otro tome su lugar y simplemente todo continúe igual, hablas de muerte que traerá paz, entonces la paz esta manchada y se vuelve completamente impura, juzgas a los demás por tu creencias, ¿Cuanta hipocresía te rodea?, aunque el deseo de pelear sigue latente en mi pues un guerrero siempre he sido, al menos yo aun mantengo la razón primordial para hacerlo, en cambio ustedes ahora se ven motivados por el desende poder y que su palabra y creencia sea la absoluta sobre la tierra.-

Era verdad entonces que en el interior escuchar al ángel de rojiza cabellera comenzaba entonces a amargarlo por completo, terminar de confirmar lo que había pensado de sus hermanos ahora solo traía mas seguridad a sus propias convicciones, todos son pecadores, todos olvidaron el camino del creador, ya sean demonios o ángeles que si no fueran por las ideologías serian la misma cosa.

-Hablas demasiado, calla de una vez, tu León de Dios, como te atreves a portar ese nombre, no eres nada Dios, le haz dado la espalda por completo a sus enseñanzas, aceptaste que otro líder ocupara su lugar y encima uno corrupto y pecador como los es Kalel, quieres conseguir la paz, pero cierto hermano mío es, que tu nunca podrías vivir con la paz, por que tu sed te gobierna y tus manos se manchan con sangre de cualquiera que estorbe tu camino, debimos mantener firmes las creencias del creador, debimos entonces pararnos contra Kalel y decir no a sus ordenes, yo al menos ya no escondo mi corrupción… en cambio tu.. eres un lobo vestido oveja..-

Hacia tiempo que el ángel perdió la capacidad de medir sus palabras, y ahora cada vez todo se veía mas claro, quizás entonces los ideales del ángel eran mas bondadosos de lo que se creía, pero también aun manteniendo aquel pensamiento su corrupción era innegable y al menos este la aceptaba conciente de ella a mucha diferencia del alado santo cerca de él.

-¿Tan seguro estas que el creador cedió su puesto a Kalel?... –

Lo miro a los ojos de un modo intenso, teniendo sus completas dudas sobre ello.

-El camino que Kalel plantea esta lleno de derramamiento de sangre, y la única razón por la cual existe el pacto es por que claramente no quiere que Galatea derrame la suya, el pacto es solo una conveniencia de su corazón embrujado por la gobernante de la oscuridad… y ¿Cómo te atreves tu a decir entonces que Kalel sigue el camino del Creador? Si realmente piensas eso estas mas ciego de lo que había creído, no recuerdas realmente sus enseñanzas y usas su nombre en vano, que pecado tan osado el tuyo, ¿Hablas de proteger a los humanos? Cuando eres capaz de matarlos a todos con tal de conseguir tus fines, la naturaleza no es quien decide, nosotros no le debemos ninguna fidelidad a la misma, quien nos trajo con fines nobles era el Creador no ella, y hablan del balance natural, cuando ni siquiera lo respetan y se contradicen en un sin fin de palabras, solo sabes hablar lindo, pero cuando el momento llegue, yo seré testigo de voz acallada por la verdad-

Finalizo el discurso pues no había palabras que cambiaran su ideología, y aunque la espalda le había dado a sus hermanos por ya no creer, ni confiar, ni sentir cariño alguno por ellos, aun así… estaba seguro que se levantaría con su espada en la guerra y defendería con ella el honor que alguna vez tuvieron.

-Siéntate…-

Dijo suave mientras sacaba dos pequeños vasos de su traje, colocándolos en la mesa y sirviendo los mismos con el Ron.

-¿Y que has hecho tu durante el pacto?-

Como si todo lo dicho no hubiera ocurrido, y aunque su mirada seguía siendo la misma era claro que el ambiente había cambiado de sobremanera, la tensión por el choque de creencias desaparecía, y ahora solo dos hermanos parecían empezar una conversación como cualquier otra.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Ariel Espartan el Sáb Ago 04, 2012 3:00 pm

Al escuchar todo esto Ariel se dió cuenta de que Kasiel estaba llevándose una imagen errónea de su persona, para el la lucha no se trataba de conseguir el poder, el poder es solo una cuestión natural, simplemente se posee o no se posee, el poder elige al portador pero de ninguna manera es algo que pueda tomarse por la fuerza si bien sus creencias eran fieles al señor Kalel y a su maestro Miguel, sabía muy bien que hoy en día no podía confiar abiertamente en nadie por lo que tampoco tenía sentido juzgar al ángel de alas negras por su criterio propio, aunque no le tenía ningún afecto tampoco quería verle mal pues en parte veía entre esa oscuridad y tristeza parte de si mismo, si había que esperar obedecería, no tiene caso alzarse en armas sin motivo alguno, pero al menos quería acceder a saber la verdad y mirar los ojos de Kalel una vez más luego de tantos pero tantísimos años, que en el fondo para la existencia de un ángel no son tantos.

- Muchas gracias -

Expresó acomodando la silla y acercándose a la mesa para beber, tal parece que el Ron era un gusto compartido.

- Desciendo de una importante familia en la historia de este nuestro gran país que ha contribuido con sus hazañas en la caballería pesada desde el año 710, en este aspecto tengo casi veintidós años de edad, he venido para vigilar el panorama desde hace tiempo por orden de Kalel debido a la guerra de los vampiros y licántropos, aunque recientemente mi patrimonio ha empobrecido mucho por la revolución podría decirse que soy un señor y a pesar del cambio de época solo pienso en mantener las tradiciones y la educación que nos hace ser quienes somos. Este mundo olvida su historia, centra su eje en la modernidad pretendiendo borrar el pasado pero eso es imposible, la verdad se esconde tras la gloria del pasado y las antiguas hazañas de los héroes, los nobles se hicieron nobles gracias a la punta de una espada, hoy los nobles se concentran en el deporte y juegos en exhibirse y quedar bien ante las damas únicamente. Aunque confieso he leído mucho de política y filosofía también peco de amor por el de porte solo que ... con una visión un tanto diferente, si bien mi amor de toda la vida es la milicia, tengo que hacerme cargo del nombre familiar y eso me da la imagen perfecta para poder dedicar más tiempo al servicio de mi señor he seguido el avance de los vampiros y licántropos muy de cerca y ahora que mi Rey ha descendido para que el asunto no llegue a mayores espero sus nuevas ordenes y poder reportarme, Hasta hace unos días estaba viviendo cómodamente en mi avejado y confieso no muy bien mantenido castillo hasta que me enteré de que Miguel está aquí en la Villa de Rose pero no he conseguido encontrarlo para que me explique los por menores del asunto del pacto. Tampoco he podido mediar palabra con ninguno de mis antiguos jefes los Arcángeles a pesar de que supe que ciertos demonios leales a Lucifer viven aquí y que la misma Lilith está presente en alguna parte de la Villa ... lo que quiere decir que ellos también deben haber llegado, como verás todo este panorama prepara un incierto futuro -


Finaliza relajadamente, por un lado sabía que hoy no podría contar con la ayuda del "ángel corrupto" pero si pensaba que quizás, algún día volverían a reunirse como hermanos, esto refrescaba su mente y su corazón herido, además le gustaba poder compartir el ron y hablar con alguien que seguramente había tenido una vida muy diferente de la suya, le enriquecía conocer a otras personas y más si eran tan firmes en sus creencias, el respeto es un valor fundamental se decía.

- ¿Y tu que has hecho Kasiel ... todos estos años? -

Finalizó seriamente y con muchísima curiosidad en un tono prominente áspero pero a la vez calmo y sereno sin muchas preocupaciones


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Ariel Espartan
Angeles

Angeles

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 26/07/2012
Edad : 27
Localización : Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Invitado el Dom Ago 05, 2012 10:58 pm

Ahora la tensión parecía tan lejana, como si nunca hubiera existido siquiera. Era sabido que la diferencia de ideologías era la causante de todas las guerras, y esta no era la excepción a esa regla natural de cualquier ser que existiera. Así que sin mas remedio, escucho la vida de su hermano, mientras le ron se deslizaba por sus labios, acariciando su lengua, quemando su garganta, sensación placentera que pocos disfrutaban realmente, recordó por fracciones de segundos cuando probo aquella bebida la primera vez, era cierto que Elliot no prestaba mucha atención a las palabras ajenas y no sentía curiosidad realmente de saber como había sido la vida sobre la tierra de aquel ángel, pero sin embargo sus oídos oían las palabras balbuceadas, una vida sencilla dentro de todos los dilemas por los que aquel habría pasado, al menos eso pensó él en ese momento.

La pregunta de aquel le descoloco un poco de su posición, hacia mucho tiempo que nadie le preguntaba por aquello, recordando aquellos ángeles con los que se había cruzado hacia añares poco tiempo después de que el pacto iniciara…

-No mucho en realidad, cuando el pacto dio comienzo, y la lucha entre los ángeles y demonios encontró un temporal fin, me refugie por varios años en un monasterio abandonado en el medio de la nada, pase muchos años solo en ese lugar, tiempo suficiente para razonar demasiadas cosas sobre la vida… El monasterio estaba rodeado por un gran bosque, después de terminar aquel encierro, solo me quede por los alrededores, odiaba demasiado al mundo como para salir a él, aunque casualmente unos ángeles me encontraron, me reconocieron… en ese momento aun mis cabellos y alas se mantenían con “pureza”, aquellos solo hablaban de lo inútil que era el pacto, sedientos de sangre… solo pensaban en acabar con los demonios…-

Momento en que alzo su vista al individuo que tenia frente a él, como ironía por ser bastante parecido a aquel día.

-… Escuche sus palabras, y comencé a ver que tan destructivos eran en realidad los ángeles, descubrí la oscuridad en sus almas que fingían la pureza, voy a serte sincero, no creo estar corrompido realmente…-

Aseguro el ángel ennegrecido ahora sin mirarle siquiera.

- Tras ese encuentro esos ángeles se aparecían todos los días, como si esperaran que yo abandonara aquel lugar y simplemente me fuera con ellos, termine por echarlos, les dije que no quería compartir mi tiempo con ellos, admito que dije eso mismo de un modo mas ofensivo, pero en fin, ellos no volvieron a aparecer y permanecí de igual manera durante varios años, cuando mi cabello y mis alas se tiñeron de negro, no me sorprendí en por ello, me anime a salir del bosque, vi al mundo, camine hacia la ciudad mas cercana y cuando vi a aquellos dos ángeles pasar por mi lado sin reconocerme entonces fue cuando decidí que podía quedarme entre los vivos… pero me molestaba verlos, tanto demonios como ángeles, por lo que acepte formar parte de una banda de piratas y pasar mi vida en el mar, también varios años pasaron, aun inconciente de muchas cosas, mi espada fue asesina de muchos hombres, barco que cometía el error de cruzarse en nuestro camino terminaba saqueado, aunque mi primordial función entre ellos era el de acabar con la vida de los que estaban en ellos, no me importaba quien estuviera, mi espada no diferenciaba humanos, ángeles, demonios o bestias… para mi todos eran lo mismo.-

Hizo una pequeña pausa para beber del ron, y aclarar un tanto su garganta.

-Cuando el capitán quiso mas de mi de lo que estaba dispuesto a dar, entonces deje entonces de ser su hombre de mas confianza, y en la primera oportunidad que tuvo que dejo varado en esta ciudad, aunque tener que vivir aquí no es precisamente lo que mas me gusta, tampoco tengo motivación para irme a otro lado, simplemente lo acepte, creo que si esto paso es por algo, y mis instintos me dicen que es en este lugar donde debo quedarme… el primer día me cruce con ella… mis ojos vieron a la mismísima Reina de la Sangre, y por dentro supe entonces que este seria el lugar donde la guerra daría su comienzo, lo se… soy un guerrero y no puedo evitar emocionarme de algún modo al pensar en la guerra, quiero pelear, aunque haya perdido el camino de ustedes… aunque ya no pueda diferenciar entre los “buenos y malos”… eso fue lo hice hasta hoy… me quede, trabaje en esta misma cantina, mientras lo hacia me dedique a investigar oculto donde estaban los demonios, donde estaban los ángeles, lo que están haciendo, y es lo que sigo haciendo hasta ahora, sigo espiando sus vidas y recolectando información de cada demonio y ángel que encuentro en esta ciudad…. Solo que ahora trabajo en las caballerizas de un noble….-

Sirvió en cu vaso mas del ron, al igual que en el vaso de su hermano, su rostro permanecía intacto sin ninguna emoción que lo deformara, ya no sentía culpa de lo hecho en el pasado, y tampoco pediría perdón por sus manos manchadas, aunque su visión tampoco era igual que en aquella época, tampoco se asemejaría a la de sus hermanos.

-La rueda del destino esta comenzando a girar, y cada uno jugara su papel, sea cual sea… solo hay que esperar a ver el final de cada uno-

Bebió de un trago su ron, pasándolo ya como si agua fuera, sus ojos se perdieron en el techo, una vez mas esa mujer en su mente se volvía dominante… cerró los ojos y aspiro todo el aire que pudo siempre con su apacible aire de indiferencia y desinterés.

-Quizás si ella no hubiese muerto ese día, quizás entonces… yo no seria quien soy ahora…-

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Ariel Espartan el Lun Ago 06, 2012 9:26 pm

La conversación pareció tener un impas en ese momento en el que Ariel aprovecho a echar un trago de ese fuerte ron que hizo arder su garganta, y le dió tiempo de organizar las ideas ante lo que su hermano le comentaba.

- Esos piratas siempre tan prestos al desorden, veo que encontraste un lugar en donde quedarte, a diferencia de mi que aún ando varado y sin donde pasar la noche. El no tener algo que hacer me mata lentamente, ¿hace cuánto tiempo que estás aquí? Supongo que deberé quedarme para ver que es lo que sucede con este tema de la guerra, una pena no haber cruzado a Kalel, Pero hay algo que puedes hacer por mi ya que dices saber dónde están los ángeles y demonios ocultos y que es lo que están haciendo ¿En donde puedo encontrar a mis hermanos? , como ya te darás cuenta estoy muy desinformado de todo lo que estuvo ocurriendo aquí tan lejos de mi castillo y por cierto ¿Es muy lejos de aquí donde te alojas? -

Luego de eso bebió un poco más de ron, era obvio que había caído en cuenta de la pérdida de su compañero pero no sabía como abordar el tema por lo que prefirió hacer la vista gorda unos segundos, su mirada seria y penetrante no hacía distinción de sentimientos, si bien el también tuvo pérdidas en el pasado prefería tomar todo aquello como un asunto menor en este momento para no abrir viejas cicatrices, todo pasa por algo.

- Somos fuerzas de la naturaleza, veremos que nos depara ese destino -

Prosiguió bebiendo sin saber como abordar el tema.

- ¿Tuviste una mujer cierto? -

Inquirió sin más, quizás sin mucha sutileza pero sin encontrar otra manera a esas altas horas de la noche. Entrecruzó sus manos en la mesa y juntó sus párpados pensativo, mientras esperaba la respuesta de aquel que en alguna forma y con cierta y renovadora amabilidad le explicaba donde estaba parado para encontrar un lugar en el mundo, la verdad es que estaba muy feliz de haber encontrado a un viejo camarada de antaño.



[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Ariel Espartan
Angeles

Angeles

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 26/07/2012
Edad : 27
Localización : Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Invitado el Mar Ago 07, 2012 11:58 am

-Los piratas son libres, y siguen su naturaleza… incluso tienen un sin fin de códigos entre ellos y aunque no parezca poseen cierto grado de honor, al menos son mas reales que los nobles, que fingen poseer lo que no tienen… y ser lo que no son.-

El ex pirata entonces pareció saltar a defender a sus compañeros marinos como si aun fuera parte de ese mundo, desvío la mirada a un costado aun sin expresión, le salía natural defender a aquellos que lo habían cobijado durante tantos años, soplo un poco alargado mientras volvió a mirar a su hermano, el tipo de cabello rojo era el típico ángel, que otro destino podían pretender, ningún ángel se rebajaría a ser parte de la clase social baja, ninguno se animaría a pasar por las penas que los pobres pasan cada día, siempre con sus delirios de grandezas soberbios pecadores, simples lobos vestidos de ovejas…

Hasta la pregunta de oro que dejo al ángel incluso algo sonrojado, desviando la mirada de nuevo, nunca nadie le pregunto por ella, nunca nadie se había interesado siquiera en lo que había tenido que pasar en aquel momento, todos centrados en la guerra y en el estupido pacto, ahora enfrente uno de sus hermanos hacia referencia a aquella dama que robo su corazón.

-Si….algo así….-

No sabia en realidad que responderle, no sabia si estaba dispuesto a contar sobre aquel momento que paso, aun menos en contarle a uno de ellos sobre su amada fallecida, además que no era algo normal que un ángel se enamorara de por si, no encima de una humana en aquellos tiempos de guerra, pues seria una distracción, y en efecto lo fue, misma razón las cruces en su brazo que se mantenían ocultas por las largas mangas, aquellos dos símbolos que tapaban la cicatriz hecha por los demonios, y que tanto significaban para él.

-¿Y tu tuviste a alguien en tu vida, o solo piensas en la guerra?-

No podía sacarlo, no podía dejar que nadie viera eso que con tanto recelo siempre había guardado, no permitiría que nadie mas fuera testigo de su desdicha, lo mejor era desviar el tema, supuso que aquel hombre era lo suficientemente egocéntrico como para olvidarse de su pregunta hecha y comenzar a parlotear de sus aventuras con mujeres o bien de algún posible gran amor que haya tenido…

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Ariel Espartan el Mar Ago 07, 2012 9:44 pm

Así fue que tras el inesperado despliegue de orgullo por parte de Kasiel, viro el cuello con una expresión ininmutable, Ariel pertenecía en todos los aspectos a una extracción muy diferente sin embargo entendía lo natural de defender a sus compañeros tal y como el lo hacía con los suyos, luego juntó sus párpados y bebió un poco de ron haciendo caso omiso de la pregunta de su compañero, Ariel era un ángel con todas las letras y sus asuntos emocionales estaban muy por debajo de su deber en su escala de valores, y entre sus intereses solo yacían vivir y morir por la espada como buen servidor, además de que se consideraba a sí mismo el escalón más alto de la evolución, pero a pesar de todo, le interesaba saber como vivían las criaturas aunque muchas de sus actitudes le disgustaran profundamente, ya que después de tantos años las personas en él no veían más que una bestia sanguinaria no muy diferente de un demonio o un vampiro. La mirada del león sin embargo se entristeció un poco en la sombra, no tenía demasiados ánimos de tocar el tema, de hecho jamás hablaba de su vida sentimental salvo por graciosos comentarios al aire, ella era simplemente su sacrificio, uno de tantos, su atención hasta ahora solo estaba dispuesta para Kalel y el pacto controversial, pero que sea un soldado no significaba, que no poseyera corazón incluso más cálido y humano, de lo que le gustaría.

- Si tuve -

Contestó sin dudar, aunque le ponía incomodo pensar en la violenta pérdida de quien pudiere ser su pareja, aunque el oído de un hermano era bienvenido y más si compartía tan siniestro dolor, en los orígenes, era normal que todo ángel permaneciera en la virginidad y desconociera el amor, era algo vedado para ellos, Ariel sabía de su condición y era orgulloso pero una vez fijó sus ojos en una compañera a quién estuvieron a punto de entregarle, una compañera quien fue su amante en secreto por mucho tiempo, una compañera que los traicionó y trató de matarlo, una compañera que se negó para siempre, quizás aquel dolor era una buena razón para seguir pensando en luchar sin cesar ¿qué es un guerrero sin su espada? ¿Qué es una espada sin su vaina entonces? ¿Qué eran todos esos sentimientos de odio y venganza en contra de los demonios? ¿Era acaso él, tan brillante, el verdadero lobo disfrazado de oveja?

- Ella, murió y ahora aquí estoy -

De hecho su destino había sido algo peor que la muerte, el hecho de haberse enamorado de una traidora era el peor pecado, solo opacado por la deshonra de haber sido amante de una, esa era una buena razón para dejar de lado los sentimientos, una razón que manchaba el ego de hombre de cualquier alado, y también una buena razón para hacer penitencia por muchos años. Ahora solo tenía deseos de cruzar a su venerable maestro, digno de toda confianza y alabanza.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Ariel Espartan
Angeles

Angeles

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 26/07/2012
Edad : 27
Localización : Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Invitado el Miér Ago 08, 2012 11:25 am

Parecía entonces que ambos ángeles tenían por igual un pasado semejante, ambos negados a hablar de su amada quizás la confianza que existía entre ambos ahora se veía muy lejana debido a los acontecimientos dados, quizás alguno debía de romper el abismo creado por los años que se ha vivido en pena por ello. Mordió su labio inferior y cerro los ojos.

-era humana…-

Dijo de la nada ya ni mirando a los ojos de aquel ángel, no le daba vergüenza admitir su enamoramiento de aquella criatura inferior, pero sus recuerdos eran tan preciados que era en lo único que se creía capaz de ser realmente egoísta… pero viendo entonces que tal vez un ángel podría escucharlo habiendo vivido algo parecido quizás fue lo que realmente lo motivo al resto de sus confesiones.

-Estaba en uno de los bosques persiguiendo a un demonio, el bosque era cercano a un pueblo de humanos, y en medio de la corrida ella se apareció iba a ser atacada por el demonio pero llegue a matarlo…-

En su intento de matarlo claro quedo frente aquella no solo expuesto como ángel, si no que por inercia de la velocidad se la llevo por delante terminando ambos en el suelo. Aquel recuerdo logro motivar una sutil y casi imperceptible sonrisa.

-Al principio solo la veía como un humano mas, esos seres por los cuales se peleaba, pero no se bien que motivaba a mi ser ir al bosque para encontrarme con ella, pocos meses después y tras escuchar sus palabras durante todo ese tiempo me enamore de ella, y no me importo si alguien le parecía mal, cuando no estaba peleando contra nuestros enemigos estaba con ella en el bosque, muchas veces había pasado la noche en su cuarto… en una de ellas me anime a besar sus labios y sentir el calor de su saliva en mi boca, aunque nunca pude llegar mas lejos que aquello…-

Se sirvió un poco del ron volviendo a tener ese gesto de nada en su cara. No, no quería hablar de ello.

-En la batalla final antes del pacto, ella se apareció, yo peleaba con demonios y no podía entre las dos cosas, mi cabeza estaba centrada en protegerla a ella, pero un ángel uso su poder, eliminando a los demonios y asesinando a Presea… les di la espalda a los ángeles y me lleve su cuerpo…-

Lo miro sin expresión después de haber consumido completa la bebida que se encontraba en su vaso.

-Desde ese día, no volví a pelear al lado de ustedes, ni lo haré nuevamente… uno de ustedes me arrebato lo que mas amaba en el mundo y aquella razón que se había convertido en mi razón para luchar… Ella me dio una perspectiva diferente, siempre creí que todo era pelear, pero ella pudo me dejo ver mas allá de toda esa simpleza, una simple humana… es hasta ridículo… Es tu turno… Cuéntame sobre ella... estoy cansado de esconderme de mis hermanos…-

Aunque las cosas que dijo no son completas y omitiría muchos detalles de gran importancia al menos había podido hablar con otro ser de Presea, y eso liberaba un poco la opresión de su alma.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Ariel Espartan el Miér Ago 08, 2012 5:38 pm

Ahora la hostilidad había quedado y el ángel veía en su interlocutor a un igual, sentía que era alguien en quién quizás hoy no pero algún día podría llegar a confiar, claro si la vida no le sorprendía como venía haciendo, una mueca de disgusto se expresó en su rostro ante como su hermano le narraba la muerte de su amada, y de hecho el se sentía algo incómodo ante la situación.

- Pues en mi caso, ella era una de los nuestros -

Aseveró mirando al ángel de felinos ojos grises, en efecto su amada era una persona que podían considerar de cierto estatus, sin embargo había sido una arpía que se dejó llevar por el egoísmo y la promesa de libertad que le dieron los demonios… aún así Ariel respetaba la sinceridad y la confianza que Kasiel ponía en él al contar su historia.

- Yo era un cazador de demonios, mi misión proteger a los humanos, ella era mi amiga desde los inicios, mi compañera más cercana, ambos combatíamos bajo el comando de Miguel ... -

Era obvio que aquella persona no era alguien común, pero era difícil creer que su querida princesa fuera alguien que acometiera con semejante traición, al menos su corazón permanecía congelado por el efecto de tal puñalada, es cierto que ideológicamente solían tener muchas peleas, ya que ella, tenía un carácter bastante pesado y rebelde. Ariel se sonrió con una muestra extraña de su excelso orgullo mientras bebía pausadamente.

- Para mi todas las mujeres eran iguales, era el típico ángel devoto consagrado a la virginidad, detestaba a los demonios por encima de todas las cosas, ella no, yo solía pasar las tardes meditando en el bosque a donde ella venía a molestarme a arrojarme piedras y a cometer toda clase de desastres y travesuras de niños, sus palabras, de bondad, piedad, ella era la misericordia y yo la rectitud pero había cierta sabiduría en su amor, para ella todas las criaturas eran iguales, ángeles, demonios o humanos no importaba, Así se fundamentó nuestra liada y profunda amistad, poco a poco su casa se convirtió en el refugio de mis luchas, la cura de mis heridas y ... dormíamos juntos… en mi caso fue ella quién me besó primero mientras atendía sus heridas en su inconsciencia, despertó y solo lo hizo, yo me quedé sorprendido porque sentía que era algo que no debía hacer, pero le pedí permiso y accedió. Ese fue el inicio del final entre nosotros -

De momento con una mirada triste, echó un largo trago de ron

- Ella era la única princesa, tan vieja como yo, a quien respetaba como compañera, juntos enfrentamos a las tropas de Satán, ella era testigo de todas mis proezas y en parte la razón de las mismas, también fue testigo de mis caídas, cuando sostenía mis manos contra la empuñadura para no apoyar las rodillas contra el suelo y manchar mis ropas, llegó el punto que tuvimos enemigos por ambos frentes ... una época rara de traiciones, más que el hombre de confianza de Miguel ahora era el guardián de la chiquilla, ella abusó de su poder, aniquiló a muchos compañeros traidores a mi lado, pero ahora confundida intentaba matarme espada en mano… mi respuesta fue obvia, la persona con quién dormía me tendía una redada y desecraba mi honor, estuve mucho tiempo deprimido por eso hasta que mis camaradas más leales me rogaron que uniera nuevamente a las tropas y diera final a todo, por eso estoy aquí ... como el fin de todas las cosas -

Entonces hecho un fuerte trago hasta acabarse todo su ron y dejar el fondo blanco, empezando a sentir el ardor de esa fuerte bebida en el estómago y la garganta

- Hace mucho, que no peleo, ¿qué sería si de pronto no hubiera enemigo cuando sacrificaste a lo que más amabas para vencerle?… anhelo volver al pasado con todas mis fuerzas, para que el sacrificio de mis hermanos tenga sentido… no somos como esta gente, somos diferentes, vivimos en soledad, ¿si la vida nuestra no se resume a la sangre y el fuego? ¿Acaso se resume a sentarnos en la oscuridad de un trono a beber vino o ron en una taberna?, No podemos vivir huyendo, temo a la paz, tanto como al mi mismo que se dejó llevar por la impureza de los encantos de una bruja traicionera. Ese es mi gran secreto. -

Explicó de modo rápido al ser sombrío y humanizado que le brindaba calor, compañía y alcohol, algo parecía constreñirse en su estómago y anudarse en su garganta, hizo caso omiso del hecho y desvió su mirada a la oscuridad unos momentos.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Ariel Espartan
Angeles

Angeles

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 26/07/2012
Edad : 27
Localización : Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Invitado el Jue Ago 09, 2012 12:54 pm

Escuchar su historia lo dejo pensativo, aquel le era tan fiel a aquello que fue capaz de acabar con la vida de su amada… ¿¿O solo lo hizo por defender su honor??... había tristeza, había arrepentimiento, pero… ¿De que servia hacer las cosas si después llorarías por eso mismo?, No había sentido ni lógica en los ángeles, que actuaban y luego se deprimían por sus propios actos, como si gustaran de hacer aquellas cosas para sufrir luego.

-Yo nunca hubiera levantado mi arma en su contra, si deseaba matarme la hubiera dejado…-

Susurro cabizbajo mirando aquel pequeño vaso de vidrio en su mano moviéndolo a los lados sutilmente, aquello era cierto, si Presea se hubiera transformado en su enemiga pues él no traicionaría su ideología, pero tampoco levantaría su espada contra ella, simplemente perdería la razón de su vida y se entregaría a los brazos del Dios de la muerte gustoso bajo el deseo de aquella a la que amaba mas que a su propia existencia.

-Pero cada quien tiene sus prioridades, supongo que en tu caso tu honor era mas importantes que aquella que perdió su rumbo-

Era imposible que Kasiel lo entendiera, quizás demasiado intenso en sus sentimientos como para poder hacer a un lado de aquella manera, aunque con dificultad era capaz de sentirlos, cuando estos nacían en su interior simplemente dejarlos ir por algo tan tonto como el honor era simplemente incomprensible por él. Seguía preguntándose tantas veces en la cabeza que paso con aquellas palabras que tanto corrían entre los ángeles, que los hacían puros y dignos de admiración cuando eran capaces de tanta bondad y misericordia, ahora era mas seguro ver a un demonio teniendo compasión por los que lo rodean que aquellos seres que se creen santos y protectores de la paz, que ironía que solo buscan la guerra por que sus vidas están vacías con aquello que teóricamente deben conseguir, y entonces… si lo logran… si acabaran con todos los demonios y la paz reinara ¿Cómo serian?... No podrían con eso, no podrían llevar una vida pacifica por completo, seguro encontrarían entonces a un enemigo para continuar siendo lo que son, nombrarían a las bestias de ese modo hasta que fueran exterminadas, y cuando eso pase, entonces irían tras los humanos, y al final los demonios serán los vencedores, ya que los ángeles se convertirían en ellos inevitablemente.

-Aunque entiendo por que lo hiciste… en cierta manera, no comparto tu accionar, pero no te juzgare por ello, se nota demasiado que vives solo para “tu misión”, supongo que debe de ser lo correcto, después de todo tus alas se mantienen blancas… “que ironía”… No se por que le das tanta importancia, Un guerrero sin guerra no es nada, por eso mismo renuncie a esa condición que ataba a mi ser a eso….-

Miro a los ojos a Ariel, aunque no había frialdad en ellos, parecían mas calidos que antes.

-Somos hermanos, y aunque no pensemos del mismo modo, aunque no actuemos del mismo en consecuencia… siempre seremos hermanos, aunque la vida nos lleve a posiciones que no podamos comprender el uno del otro, Ariel… no lo olvides nunca, tu y yo siempre seremos hermanos-

Sus ojos volvieron a adoptar aquella frialdad sirviendo del poco ron que ya quedaba en la botella, y uno mas a Ariel, levanto el pequeño vaso.

-Por que la guerra llegue pronto… y nuestras vidas recobren sentido?-

Dijo en chiste y rió chocando su vaso suavemente contra el de Ariel y bebiéndolo de un sorbo… con una sonrisa algo de lado quedo en blanco mirando la madera de una de las sillas, en realidad su vista se vio perdida aunque en su mente no quedaba mas que el silencio.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Ariel Espartan el Jue Ago 09, 2012 3:29 pm

Aquellos amistosos vocablos lo dejaron estupefacto y sin habla, cegó la vida de su amada por fidelidad a su señor y era cierto que para él, como para todo servidor su honor era el tesoro más preciado, probablemente aquella había seguido también sus convicciones... la tristeza no podía más que reflejarse en la profundidad de las pupilas del ángel, ¿realmente el objetivo de su vida era matar o más bien proteger? el mataba ... para proteger los ideales, mismos ideales que causaron abnegado sufrimiento en tantos de sus hermanos, para el todo esto era una obviedad en la que no valía la pena recaer he ahí la gran "generosidad" de su obra, a pesar de la diferencia de sus tonos, Kasiel padecía el mismo dolor que él y si no fuera por su maestro ahora Ariel tendría las alas tan negras como la noche. Ariel amaba a su señor y a su maestro y a su espada, preferiría morir a traicionarlos.

- Ajajaja ... me temo que morir no está dentro de mis posibilidades, cuando hay una misiva que debo cumplir -

Ariel volcó su mirada hacia el ron y su transparencia y claridad, aunque cierto era que fue su amada quién le tendió una treta engañosa para poder matarlo de una forma trágica en un fallido intento que le costó la vida, vivir y morir por la espada, morir sin pelear es una ofensa.

- no recuerdo si te lo dije una vez ... -

prosiguió entonces dejando de un lado la risa para abrirse en las profundidades de la nostálgica verdad

- Si tu mano peca, córtatela -

Pese a sus palabras en su pecho, Ariel anhelaba comprender a Kasiel y la vida de las personas, su disciplina había domado por mucho a sus sentimientos pero yacía en el amor nato hacia las criaturas, algo en su corazón aún muy despacio, dormido, vibraba y crecía, quizás este era el momento oportuno para que ambos tomaran revancha de lo sucedido. Tantas lecciones, Ariel había encontrado la pureza y la dignidad, pero no de la mano de la bondad sino de la justicia, no de la misericordia sino de la rectitud.

"Nuestro camino es recto como una espada, la espada ... es tan aguda como el corazón lo es"

Pensaba, para el los demonios seguían siendo bestias, ¿Pero solo hallaba satisfacción en la guerra y en su propósito?, Ariel sabía que no podían acabar con todos los demonios, cuando acabas con el mal, un mal nuevo y poderoso renace pero aún así debía luchar con la destrucción como propósito para que la continuidad pueda existir, la guerra eterna, el odio es el precio que hay que pagar para que el amor pueda existir, la paz lo confundía, le enloquecía, Ya que el mal y el odio siempre existirían siempre hubiera un enemigo y una bestia que castigar, los humanos poco a poco crecían, se les dejo que hicieran lo que quisieran y no tardaría el momento en que se convirtieran en demonios algunos y en ángeles otros pero su espiritualidad, tuvieron que dejar su magia de lado, la guerra siempre existirá porque es lo que le da balance al mundo, como el paso de la pierna izquierda y luego la derecha al caminar.

- Yo tampoco te juzgo por tus creencias, me educaron para cumplir misiones y servir, cumplir con el deber, es por eso, que gracias a mi maestro y gracias al perdón mis alas se mantienen blancas… dices que anhelas la guerra, pero ya no eres un guerrero Kasiel ... más feliz serías cuidando caballos en un campo y abriendo tu corazón al mundo -

La mirada de Kasiel se mantenía fría y aguda como siempre, pero su calidez ya había brotado, Ariel sintió que había podido inspirar en él algo bueno, el ángel que una vez fue poco a poco surgiría cuando encontrara la comprensión y la felicidad de una existencia plena.

-Somos hermanos ... así es, ella siempre hablaba de la compasión. Tal parece que nos vemos en la misma situación, pues a pesar de todo siempre seremos hermanos -

Ariel aún tenía deseos de beber, y descubrir más cosas de esta vida.

- Jhm ... -

Se dijo pensativo, en efecto el anhelaba la guerra para que todo tuviera un sentido. Pero mientras, no sería para él una dificultad disfrutar de la paz, si es que Kasiel tenía razón. Sin embargo ahora un peso mayor recaía, debía investigar a Kalel y los movimientos de los Arcángeles a como de lugar.

Una sonrisa intensa y genuina, llena de sinceridad y cariño se manifestaba en los labios del ángel pelirrojo, eleva sus cejas confundido y pensativo pero a la vez lo disfrutaba, Kasiel tal y como había pensado en un principio no era un mal chico, eran hermanos después de todo, algo que valía la pena defender.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Ariel Espartan
Angeles

Angeles

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 26/07/2012
Edad : 27
Localización : Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Invitado el Vie Ago 10, 2012 11:56 am

Entonces hermano córtate las manos o mejor quítate la vida, por que no hay un solo ser sobre la tierra, ni el cielo, ni en el infierno que no haya pecado de alguna manera...-

Dijo el ángel muy convencido de ello, manteniendo su porte con gran firmeza y seguridad no creía realmente que todo aquello simplemente fuer así, sabia que detrás de todo había algo mas, y que simplemente los ángeles y los demonios perdieron el camino verdadero por sus arrogancias y vanidad.

-Ustedes han pecado, perdiendo la fe, eligiendo a un nuevo líder en vez de seguir el camino que el creador les mostró, los demonios ignoran la razón de su vida, los ángeles también lo hacen… lo único que les importa es pelear, aunque soy un guerrero y mis ansias por pelea son grandes, al menos mis razones para hacerlo cuando todo comience son mas correctas que las de todos ustedes juntos, los demonios pelean solo por pelear y por el gusto que tienen por ello, los ángeles no son tan diferentes, ustedes aman pelear contra los demonios, pero ocultan ese gusto tan particular con lindas palabras como “lo hacemos por la paz”, cuando la paz existiría siempre si respetaran todos las enseñanzas dadas por el creador, hasta Lucifer sabia eso.-

Dijo mirando serio a los ojos de aquel ángel de cabellos elegantes y rojizos.

-Lo que no quieren ver es que siempre fue una relación simbiótica esa es la naturaleza, y que la guerra no tendría que existir por que cada quien si respetara su lugar sabría lo que debe hacer… la verdad que no me interesa mucho ya todo lo que dicen, cada vez que veo la vida de los Ángeles o demonios, lo que hacen o dejan de hacer, solo veo la corrupción en la que todos cayeron… todos al verme creen que soy corrupto, creen que mis alas y mi cabello son negros por que pedí el camino, cuando en realidad eso solo paso por la tristeza que alberga mi alma, y el camino que perdí es el que ustedes plantearon, no el del creador, quizás sea el ultimo ángel que aun sea fiel a las enseñanzas de Él-

Se acomodo un tanto el cabello con cierta indiferencia, y se levanto diciendo que ya volvía, y así fue hasta la barra pidiéndose unas botellas mas de Ron, pagándolas como era debido cosa que cuando quisiera salir lo hiciera sin tener que estas obligado a pasar por allí primero, volviendo a la mesa donde estaba con su hermano se sentó dejando las botellas sobre la mesa.

-Bah, admito que la charla es interesante, y que había pasado mucho tiempo en que no hablaba con uno de mis hermanos, se siente bien poder hacerlo, después de todo, es natural que exista cierto grado de aprecio entre nosotros por nuestra naturaleza, al igual que también somos capaces de odiar de una manera muy poderosa, que extraño, el odio no es el camino correcto, y mientras sigamos en el, seguiremos siendo entonces todos corruptos.-

Sirvió nuevamente los vasos con el liquido fuerte que podía dejar a los humanos en estados tan deplorables que daba demasiada lastima, aunque para un ángel el licor no realizaba el mismo efecto, al menos no tan rápido como en los humanos, eso era seguro.

-¿Cómo te suena esto hermano?... El Creador y Lucifer tenían un pacto…un convenio sagrado ¿Te suena muy descabellado?... ¿Que tal si en realidad, nunca debimos ser enemigos de los demonios?-

Con el vaso en mano y cerca de sus labios soltó una pequeña sonrisa mirando a los ojos de su hermano aunque su mirada se mantenía tan helada como siempre

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Ariel Espartan el Dom Ago 12, 2012 11:38 pm

- Claro que me suena descabellado, admito que he cometido errores pero traicionar mis lealtades no se encuentra entre ellos, he cometido muchos más errores de los que me gustarían, pero cada error ha sido una posibilidad para gozar de esta nuestra eterna felicidad -

Aseveró con mucha seriedad, y tensó el puño sobre la mesa raudamente

no son claros para mi los propósitos de lo que nos esconden, ya no hay orden como antes, no son los ángeles siguiendo a su líder ni los demonios al suyo sino seres con pensamientos propios siguiendo sus propios intereses.

En ese momento hizo una breve pausa pensativo, y luego hilvanando nuevamente su discurso prosiguió duramente.

- Hay muchos errores encubiertos, al menos confío que todo saldrá bien, Kalel está en el poder en parte por designio del creador y en parte por sus logros y méritos propios, los demonios viven en la sin razón presos de su impulso sin importarles el daño que pueden causar, y para peor ángeles corrompen sus alas haciendo lo mismo… no quisiera imaginarme que el gran Kalel fuera uno de esos. Al menos yo tengo claro que mi propósito es luchar para los míos, que soy un guerrero ansioso pero a la vez soy frío y metódico y con gran control de mi mismo, pero no por eso dejo de ser una bestia bien preparada, yo no necesito más razón para actuar porque mi fe es absoluta, no hay dudas en mi ser solo hace uno lo que debe hacer cuando tiene que hacerlo, los demonios no pelean solo por placer, les da placer usar la fuerza para dominar a otros sin conocer el poder de la autodisciplina y la sabiduría, y si bien los ángeles no son tan diferentes hay un mundo de distancias entre nosotros, yo amo pelear, y se que eso contribuye a la paz, pero deberías comprender que la paz es esta guerra eterna, cuando la guerra acabe solo surgirá el mal, nosotros no somos humanos. Tenemos una gran responsabilidad. Si tus sentimientos te llevan a dejar que una condenada haga lo que quiera, has errado al camino. Me parece de lo más obvio.

Expresó con una voz suave, masculina y melodiosa, tomandose de la frente con la mano levantando algunos de sus cabellos peinados en capa.

- Ángeles, Demonios y todas las criaturas somos iguales en este caldo, si la guerra existe es porque los demonios no respetan las leyes de la naturaleza, pero a su vez la guerra en sí es una de las leyes de la naturaleza, mientras crees que vives en paz, todo continúa moviéndose… y me importa un bledo lo que piensen los clérigos pacifistas y los civilizados nobles bañados en perfume, reacios a abrazar el sudor y la sangre pues nuestro señor es llamado el Jehová de los ejércitos, yo no estoy aquí para corregir a mis hermanos… solo cumplo ordenes y dejo fluir las grandes fuerzas de la naturaleza siendo yo una más de ellas. Puede que mi aspecto sea de lo más santo, pero ni yo escapo a luchar contra la perversión por más dorada que mi energía brille, el blanco de mi traje no ocultará la tristeza en mi alma, pero sigo fiel a lo que el creador nos enseñó y espero Kalel igual, eso no me interesa porque se que yo no lo traicionaré y hay otros que tampoco-

Viró su cabeza entonces cayendo su cabello por delante de sus hombros, su mirada se perdió en los humanos alrededor bebiendo, estaba muy a gusto con el ron, observó la generosidad de su camarada y su corazón se inflamó de alegría, entonces le miró a los ojos.

- Eres un pensador muy interesante Kasiel, este tipo de charlas como bien dices no se dan seguido y cuando las hay me gusta aprovecharlas al máximo, la camadería es compartir el peso que alzamos sobre nuestros hombros juntos, somos hermanos, y compartir la bebida es un símbolo de que no lo olvidaremos, hay gente que cree que los ángeles somos seres fríos y sin sentimientos y en parte tienen razón en el punto de que nuestra expresividad es mucho menor al ser humano, pero con todos los años que han pasado, eso ha cambiado, la fuerza de nuestros sentimientos y la expresión de ellos, muchos se vuelcan a la destrucción sin sentido, al odio y a la venganza, o a la ambición del poder pero ... a diferencia de ellos otros seguimos siendo los leales que cumplen con su deber. Aunque por eso la gente como tú nos tilde de "máquinas" guerreras de Dios, cosa que también he sabido que nos dicen seguido -

Había varios ebrios durmiendo en el suelo en dirección al pasillo dando una imagen no de lo más digna y respetable, sin embargo para ellos dos era como estar bebiendo agua, aunque tarde o temprano el alcohol haría su efecto y sin más largó un trago profundo del vaso que su hermano le sirvió.

- Lucifer sirvió a nuestro señor aún en desacuerdo, porque solo contribuyó con la naturaleza siendo "el adversario" eso también le hace bien a todos. El mal es una consecuencia de la existencia del bien y el odio del amor y la sombra de la luz así es y así fue y será por los siglos de los siglos. Nuestro señor nunca le odio ni yo odiaré, aunque a veces peco de inmisericorde nada de lo que sucede aún hoy hubiera pasado desapercibido por sus ojos, los ojos de Dios. Mi compañera solía decir que había paz entre nuestro señor y el de los demonios, yo le decía que su amistad era un hecho imposible y que pecaba de "tibia" por lo que algún día moriría, creo que tuve razón. Aunque no ande matando porque si a todo demonio que veo, pues se comportarme en la paz se muy bien que algún día serán abatidos en el campo de batalla, y que sean mis enemigos no implica que sea un caballero cordial y distinguido que sabe como tratarlos sin ser sucio ni tramposo, ni indisponer a sus familias aunque ellos no tuvieran la misma cortesía. También conocí el horror de muy cerca, la sangre y las tripas y los sesos esparcidos y el aroma que poseen, el ensordecedor ruido de la batalla a lo largo de la historia, a veces para ser un excelente guardián te conviertes en algo semejante a un demonio, pero yo soy la peor de las bestias que andan sueltas por este lado del mundo, un ángel siempre será mucho más digno de temer que un demonio, cuando los conoces lo entiendes, nosotros no somos tan emotivos. Al final solo somos servidores de esta ley natural, todos sujetos al destino ... la ley universal, Lucifer también lo era.

Dijo sonriente, con una mirada amorosa recordando a aquel terrible oponente del pasado como con cierta nostalgia admisible para su fidelidad, claro.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Ariel Espartan
Angeles

Angeles

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 26/07/2012
Edad : 27
Localización : Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Invitado el Lun Ago 13, 2012 9:55 am

-Tus discursos no hay duda alguna que en su mayoría son muy creíbles, y al mismo tiempo para mi no hay dudas de que tus palabras solo se contradicen unas con otras, así como la de la mayoría de nuestra especie… los demonios también son cordiales, los demonios también son capaces de amar y sentir cosas humanas, un ser capaz de amar no es impuro, tanto los demonios como los Ángeles han perdido el designio principal, es verdad, no puede existir en el bien sin el mal, no habría amor si el odio no existiera, cada uno existe por que sin el otro simplemente no existiría, si hay mal no puede existir el bien. Pero no quiere decir que no exista el mal dentro del bien y el bien dentro del mal… aunque creo que no me has entendido cuando dije “convenio”, por que todo eso que arma equilibrio es solo para los seres de la tierra media, que no pueden distinguir una cosa sin la otra. Yo nunca odie, solo obedecía ordenes, ni siquiera las ordenes del creador quien jamás me dijo que Lucifer era mi enemigo y jamás me ordeno alguna misión contra algún demonio, yo solo obedecía las ordenes de los arcángeles cuando estos mandaban, los ojos del creador estaban llenos de amor, aun cuando en el aire sonaban maldiciones contra nuestros hermanos oscuros, sus ojos siempre se estaban llenos de amor, simplemente era incapaz de sentir odio alguno.-

Ya la charla se convertía en algo diferente, no es que no hubiera coherencia en los pensamientos ni en las palabras dichas, pero el raciocinio de repente atacaba, y como siempre llevaba a filosofar al ángel ennegrecido.

-Si es como dices, entonces tu fidelidad no era al creador, si dices que eras fiel a el y ahora a Kalel por tomar su puesto, entonces te vuelves un hipócrita, si dices que mantienes las enseñanzas del creador eres un mentiroso. Por que aun cuando no estuve allí en la gran primer guerra, hasta yo se las ultimas palabras que el Creador menciono cuando aquella termino, “No se blandirá nunca mas una espada contra un hermano”, y bien todos somos creaciones de Él y por lo tanto todos somos sus hijos, y eso nos convierte a todos en hermanos. Ahora que tal si el designio era diferente a como lo creen, como lo dijiste… no puede existir el bien sin el mal, entonces… ¿Qué tal si Dios y Lucifer planearon esto? Si Lucifer era en realidad el probador de Dios, aquel encargado de tentar a los humanos y de las grandes masas reconocer quien merecía entrar al edén, que tal si Lucifer era también junto a sus siervos el que debía albergar y castigar a las almas corruptas de los de la tierra media para que no quedaran vagando en ella haciendo estragos con su malicia… Entonces le bien y el mal son solo palabras, por que Lucifer seguía siendo fiel al Creador. Piénsalo de este modo, Lucifer podría haber acabado como si nada con los Ángeles, dado muerte eterna a los Arcángeles si lo hubiera deseado, el fue el primer ángel creado por Dios, y por lo tanto el mas poderoso de entre todos nosotros aunque nunca superior al poder de su propio creador, si seguimos con esta lógica, por que Dios no termino con la vida de Lucifer no por el equilibrio natural como dices, sino por que justamente Lucifer no era un enemigo… a lo largo de la historia eso se perdió de alguna manera, los Ángeles solo debíamos proteger a los humanos que mantenían su fe pura y verdadera, los demonios castigar a los humanos corruptos, eso se perdió cuando ambos murieron, no puedo evitar en mi interior el ver a Lucifer como mi enemigo, por que cuando nací al encontrarme con mis hermanos siempre me dijeron que así era, tan cierto es que fui manipulado por muchos años, y cuando la guerra estallo de nuevo ahora en manos de Kalel y Galatea, fue cuando todo perdió el sentido, cuando todos los Ángeles y demonios se corrompieron realmente, blandiendo sus espadas unos contra otros.-

Le dio un gran trago a su vaso casi terminando, haciendo que el escaso liquido que quedaba en él girara lentamente como si catara un vino.

-Quizás mis palabras son descabelladas, pero pase demasiados años analizando cada detalle incoherente de esta batalla, los Ángeles capaces sacrificar la vida de los humanos por mas puros que estos sean eso no es natural, un arcángel nombrado juez {Uriel} que cree tener el poder de decidir quien vive o muere entre los humanos, un ángel guerrero tan prestigioso y reconocido, que usa bellas palabras y grandes discursos, que proclama no odiar cuando odia en realidad, capaz de sacrificar al amor de su vida, ¿Cuánto dudaste antes de matarla?, ¿Cuánto intentaste hacer que ella entrara en razón?, ¿Asesinarla fue la única opción o acaso no podías ser convincente en tus palabras como ahora?, yo soy un traidor a Kalel, y no tengo enemigos, y estoy lleno de ellos…mi existencia no es mas que una contradicción al igual que la de todos, la diferencia quizás es que lo admito, que no siento orgullo por la sangre que corrió por mis manos pero tampoco me arrepiento de eso, jamás pediré perdón por mis acciones del pasado ni las futuras, no daré explicaciones del por que hago las cosas que hago…me basta saber que el camino que he tomado es el indicado al menos para mi, aunque cuando la batalla estalle nuevamente y mis acciones futuras terminen por parecer una cosa diferente a mis palabras, estoy seguro que no hay otra manera entonces de poder alcanzar la verdadera paz.-

Lo miro con sus iris de espada, completamente seguro de su camino, no había marcha atrás, no había nada mas que hacer, esto no se trataba para él de encontrar el equilibrio natural, por que estaba ya tan perdido que era algo imposible, si esto era una batalla eterna entonces la paz nunca existiría de verdad, esta era la única regla que se contradecía de sobremanera y era completamente ilógico, pelear por algo que nunca se tendrá… no al menos de la forma convencional.


-Deberías de ir a ver a Remiel…-

Comento de la nada el ángel ennegrecido terminando el poco liquido que quedaba en su vaso, mientras volvía a clavar sus ojos en los del “El León de Dios”.

-Seguramente hablar con ella te dejara mas tranquilo de lo que yo podría-

Mantuvo su seriedad siendo conciente que el Ron bebido comenzaba su ligero efecto después de la décimo botella{?}… y claro eso no era conveniente en su caso, ni en sus intenciones, si alcohol actuaba rápido quizás terminaría echando sus planes y trabajo al cuerno.

-Mañana ira a Canterbury, seguramente estará en la catedral o en el orfanato que no queda muy lejos, suele viajar mucho cuando quiere escaparse de algún pretendiente que esta a punto de declarársele-

Ya no se sirvió mas del ron, y solo una botella quedaba a medias sobre la mesa.

-Por mas que viva tomando esta cosa, mi sistema parece no poder evitar el efecto que ocasiona, es gracioso… cuando humano comienza a sentir este efecto tras los cuatro vasos yo apenas la siento cuando llego a la décima botella, ¿Podrías darle ese dato a Remiel? Le debo esa respuesta desde hace mucho.-

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Ariel Espartan el Lun Ago 13, 2012 8:21 pm

- No confundas lo que es un ángel castigador con un demonio o siquiera con un ángel caído o traidor, es claro que Dios permitió que Lucifer siguiera con vida y que eso era útil a sus planes, pero eso no quita que ahora Kalel y Galatea estén al mando con las legitimas reglas de ambos bandos, en el cielo por sucesión en el infierno por asesinato -

Las pupilas de Ariel parecieron empequeñecerse de solo mencionar el nombre, ahora al menos tenía una pista de por donde continuar su travesía, el incierto futuro siempre persiguiéndolo con los nombres del pasado por doquier, ahora sabía lo que tenía que hacer, asumía que todo lo ocurrido era por mantener el balance, por más ilógico que fuera, para el la batalla eterna tenía mucho sentido, y tampoco cuestionaba los actos de Uriel, esto que Kasiel veía como ilógico para el solo formaba parte del paradójico sentido del humor de los seres originales, "pelear por un imposible" y hacer posible al futuro con ello.

- Remiel ... -

Susurró ensombreciendo su mirada y acercando el vaso de Ron a sus labios cuando elevando un poco más el mentón sus ojos parecieron brillar, Kasiel sabía donde ubicar a su hermana.

- Su paz y su sabiduría son como un encantamiento en el espíritu -

La verdad es que pese a toda la charla Ariel no podía mantener el mismo aguante que Kasiel, el hacía rato que se sentía un tanto acalorado por el alcohol… dilucidar lo que había en la mente del muchacho de ojos grises se le hacía bastante complicado.

- Entonces ... no puedo perder tiempo, debo partir hacia Canterbury de inmediato -

Expresó sirviéndose un poco más de Ron y bebiéndolo inesperadamente en un largo trago. Estaba algo nervioso.

- Pues bien, si ese es tu mensaje gustoso se lo daré -

Finalizó con seriedad y la verdad con algo de curiosidad, no se hacía a la idea que cuando uno se encuentra por primera vez con un arcángel sacarle tema de conversación sobre el Ron, la idea de Remiel bebiendo Ron ya de por sí se le hacía bastante graciosa.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Ariel Espartan
Angeles

Angeles

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 26/07/2012
Edad : 27
Localización : Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Invitado el Mar Ago 14, 2012 12:06 pm

-Que impulsivo eres hermano-

Dijo con una atenuada casi imperceptible sonrisa, mientras se ponía de pie y estiraba un poco los músculos adormilados de su cuerpo, miro nuevamente al ángel del cabello de fuego y estiro su mano para estrechar a quien le dio tan interesante conversación y por sobre todo una grata compañía.

-Espero entonces ella te de la paz que deseas encontrar en este momento, y puedas descansar… pero ten cuidado de la cercanía con esa mujer…-

Susurro la ultima parte de su frase mientras su mano estrecho muy firme la de aquel y luego con una leve reverencia de su cabeza se despidió del hermano que se cruzo en aquella cantina, deteniéndose antes de traspasar el lumbral de la arcada que llevaba al pasillo y al gran jolgorio del otro sector, viro su cuerpo y miro de nuevo al ángel con aquellos ojos de iris espada.

-Si algún día deseas volver a hablar, generalmente me encuentro en un claro del bosque, cerca de la mansión de la familia Wilrdred, si no me encuentras ahí entonces estoy en las caballerizas… no creo que te pierdas-

Volvió a virar con su mirada fría mientras su flequillo se movía por el movimiento de su rostro, camino por entre los cuerpos que yacían en el suelo completamente ebrios, ni siquiera una mirada les dedico a aquellos humanos, únicamente guardo sus manos en los bolsillos de su larga chaqueta y salio por la puerta principal para caminar lentamente hacia la zona sur y perdiéndose en la oscuridad de los callejones, si no había calculado mal la hora de un reencuentro se acercaba, y bien, aquella cita era una de las cuales no se podía llegar tarde, ni tampoco suspender, aunque sus pasos fueron ligeros parecía aun mantenerse apacible, quedando pensativo de la extensa charla dada entre ambos soplo aire algo fuerte por su boca.

-Que lastima…-

Susurro sabiendo solo él el por que de aquellas palabras, muchos secretos rodeaban al ángel ennegrecido, secretos que supuso entonces se rebelarían a su justo momento. Aquella silueta oscurecida se perdió entre las sombras de la ciudad lentamente hasta que ninguna visión era capaz de verlo.



Cerrado

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sin un por que.... {{Libre}}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.