photo bienvenidos.png
¡Hello,Invitado!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

 photo ultimostemas-3.png
Últimos temas
» Con amor para ti~
Sáb Nov 09, 2013 5:34 pm por Shin

» Reglamento Obligatorio
Lun Abr 01, 2013 11:40 pm por Shiki

» AnshiGraphics || Afiliacion Elite
Vie Mar 08, 2013 3:02 pm por Afiliador

» PRIMER CENSO ANTES DE LA RE-APERTURA!
Vie Mar 08, 2013 2:23 pm por Areila Schneewittchen

» IMPORTANTE....Un tema para todos
Vie Mar 08, 2013 3:13 am por Amaimon

» Tras una simple mascara...
Miér Ene 23, 2013 7:08 pm por Invitado

» owo
Dom Dic 16, 2012 10:28 am por Galatea

» ...::¿Qué estás escuchando?::...
Lun Dic 10, 2012 7:09 pm por Invitado

» Un dia mas.... {Privado}
Lun Dic 10, 2012 6:44 pm por Invitado

» The Black Queen... [Priv Lucius]
Lun Dic 10, 2012 5:58 pm por Invitado

 photo quienestaenlinea2.png
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 12 el Lun Jun 24, 2013 9:17 am.
 photo nuestrostaff.png
○Para contactar cliclea sobre la imagen○
 photo ambientacion.png
El invierno es la estación más fría del año, y sus características son inevitablemente definidas en contraste con las otras estaciones del año: ya que durante los días invernales las temperaturas son más bajas y hay menos horas de luz solar. Estas características se acentúan a medida que nos alejamos de los trópicos y nos acercamos a los círculos polares. En algunas regiones del planeta, según su latitud, altitud y determinadas condiciones meteorológicas, se puede observar la caída de nieve.
 photo foroshermanos-2.png
 photo elites.png
•Elite•
 photo A.png  photo porpost.png
 photo copy.png Licencia Creative Commons
Forbidden Lovers por el Staff se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
obra de >LUCIUS&GALATEA<<"" Los diseños proporcionados por ANTHONY&LUCIUS >>Son de uso exclusivo para forbidden lovers<<
forbiddenlovers.spanishforo.com
.  photo forfinal.png

Un día lluvioso [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un día lluvioso [Libre]

Mensaje por Gabriel Salvington el Miér Sep 26, 2012 1:16 pm

San Aidan... el monasterio donde he vivido durante un tiempo responsable, es un poco agitado en ocasiones por la cantidad de personas que vienen por mis milagros o así le llaman ellos a mi don natural de sanación; no los culpo en venir y tampoco en desesperarse en ocasiones, quizás en parte es mi culpa por darles la opción de venir y en ocasiones escaparme para ir a la casa de alguno que este muy enfermo y darle curación, no lo se, pero por el momento llueve y la catedral está en silencio...

Justo caminando por la catedral, pasaba uno de los curas del lugar que sonriente me decía que el día estaba para relajarse y disfrutar de la belleza de la lluvia, se preocupa demasiado por mi salud mental y siempre le gusta verme salir a ver a los mios, en el fondo él lo sabe por más que yo quiera ocultarlo, ese hombre tiene muy en claro que no pertenezco aqui y se ve agradecido por mi presencia. Los humanos son algunos muy simples y otros... más complejos de lo que esperaba, me llenan de curiosidad y de ternura, hay corazones con una fuerza de amar que jamás he visto y es difícil ignorarlo o no admirarlo... bueno soy una amante de los humanos como alguna vez oi llamarme a alguno que otro Angel.

Me acerqué a la ventana y miré hacia afuera, nombrándolos a cada uno en mi mente, quizás alguno llegaría a visitar o tendría que salir por mi misma, pero no tenía ganas de irme, algo presentía mi mente que me decía "quédate" y bueno, mi mente susurra verdades y grita emociones, así que habrá que escucharle por una vez y ver que me deparará el día lluvioso de hoy.


Última edición por Gabriel Salvington el Miér Sep 26, 2012 11:35 pm, editado 1 vez


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Gabriel Salvington
Angeles

Angeles

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 30/08/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Un día lluvioso [Libre]

Mensaje por Asder Ezequiel el Miér Sep 26, 2012 5:39 pm

**El clima parece querer sepultar las calles con agua, mientras que mi denso cuerpo se mueve por el lugar, si bien mis planes eran ir al Norte algo sacudió mi cabeza y mi instinto me guío directamente en dirección a la zona sur… en esa zona esta la fantástica y actual sede religiosa de la ciudad, una imagen en mi mente me recordó a un edificio antiguo y silencioso, camine por varias calles mientras miraba la belleza de la tormenta, las gotas caen sobre mi, mi abrigo retiene las gotas para que no lleguen a mi cuerpo y las descargas eléctricas del cielo abruman a las personas con su sonido, algo me dice que estoy cerca me detengo y frente a mi esta la edificación…la paz que siento es increíble este monasterio …

“Es este lugar a donde acuden todos aquellos que desean encontrarse con su fe sin tener miedo de nada”

Pienso antes de ingresar, el lugar me trae buenos recuerdos y algo dentro de el reafirma mi conexión con mi pasado y con el padre. Muchos de los que llegan aquí van a ver directamente a la Hermana Gabriel, ya que se dice que puede hacer milagros...hace tiempo no se de ella, comencé a caminar viendo a varios sacerdotes y monjes dentro del lugar, la sagrada biblia reposaba en algunas manos...pase por algunos cuartos y inconcientemente me detuve en uno, no es muy grande y la imagen de diferentes hermanos y sus milagros estas petrificadas en ventanas y retratos, solo había una persona dentro del lugar, entre y cerré la puerta haciendo el menor ruido posible

-Tiempo sin verte, un honor como el de pocos encontrarte…Gabriel-

me quede a mitad de la habitación, ella estaba delante de mi tan hermosa como siempre dándome la espalda y mirando por la ventana, yo solo me incline mientras mi montgomery negro, dejaba que se escurran las gotas que había atrapado, mi pelo estaba mojado yo simplemente sonrreia…**


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
Asder Ezequiel
Angeles

Angeles

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 01/09/2012
Edad : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Un día lluvioso [Libre]

Mensaje por Ariel Espartan el Miér Sep 26, 2012 11:59 pm

Definitivamente el monasterio de San Aidan era una edificación respetable más que nada por ser el albergue durante tanto tiempo de uno de nuestros líderes angelicales y de las más cálidas y misericordiosas personas que aquel podría haber conocido ... la Arcángel Gabriel, las personas se cobijan bajo los regalos naturales de este ser llamando milagro de Dios a las obras hechas por los meros asistentes universales, pensar que en un tiempo hubiera sido eso tan fácil para un ángel y hoy todo se veía ennegrecido por la sombra del odio y la ignorancia; había una gran turba de enfermos, desesperados pese a las lluvias aquellos oraban en busca de la sanación ¿Es que acaso Gabriel se había convertido en una clase de sacerdotisa? pensaba confuso, más adentro en los pasillos de aquella gran parroquia reinaba el silencio imperante solo quebrado por las gotas de lluvia y los relámpagos en las alturas.
Algo cambió eso prontamente, el sonido de los pasos sonoros del ángel guerrero, los curas miraban por las ventanas el caer de la lluvia "enamorados" de aquel evento natural, no podía culparlos, los animales, las criaturas y hasta los ángeles adoraban a la naturaleza más allá de todo, sin embargo este intentaba ocultar su identidad de alguna manera pese a ese aura de magnetismo tan propia no quería convertirse en un héroe de adoración, ni tampoco en una fatalidad, no era sinónimo de nada, había una única cosa importante como de costumbre, su misión. Una persona que no le gusta ser molestada, que ya sabe todo lo que tiene que saber, que no gusta de compartir sus problemas y que a veces preferiría anular sus sentimientos y libertades para poder concentrarse en lo verdaderamente importante. Pese a este comportamiento muy común en varios de sus compañeros guerreros prácticamente misántropos, se distinguía el enojo propio del que llevamos contra las personas que en verdad amamos, a cualquiera lo que más le molesta son los errores propios de su misma familia y Ariel no era la excepción con sus hermanos, su vida en la Tierra había hecho que poco a poco perdiera esa cordialidad y ganas filosóficas de hablar, para ser sumido en el silencio y la mirada analítica de un soldado entrenado y en el orgulloso corazón de un noble.

Había una mujer de espaldas vestida con un largo vestido blanco muy suelto, por un segundo su mirada se retuvo en ella preguntándose si no tenía frío, su cabello era oscuro, largo y sedoso, aún así dejaba una espalda descubierta, curvilínea, fina y femenina muy marcada, completamente desprotegida el vestido caía marcadamente sobre su parte posterior ocultando sus piernas que permanecían envueltas en esa tela blanca de aspecto sedoso similar al de los mitones de sus manos finamente decorados con orfebrería brillante igual que su cinturón, el nombre resonó con claridad por su cabeza, también le llamaba la atención un visitante con un abrigo negro muy cerca, aún así como de costumbre permaneció en silencio, aún estaba algo mojado por la lluvia aunque él se encontraba igual.

Sus cabellos remojados hasta ahogarse en agua se habían vuelto de un tono rojizo opaco y se deslizaban lacios sobre sus hombros, su paso se volvió más lento y perceptible, no era la primera vez que se escapaba de la casa de Remiel con este clima lluvioso, era más bien como la tercera vez que lo hacía, no es que las palabras de Darryel le fueran desagradables pero el tener que convivir con la dama más bella era algo en verdad complicado sobre todo cuando ella parecía no dar cuenta en absoluto de sus sentimientos… la energía de la zona era mucho más renovadora que la de las fábricas y los barrios bajos, por lo que sabía que sería muy raro ver a un vampiro o un demonio perdiendo el tiempo por los alrededores, la tormenta se volvía más potente tronando y atemorizando a los niños y los insensatos, tormenta ... siempre tan admirable, había pasado peores tempestades y atestiguado truenos más desgarradores por lo que su semblante seguía estático y analítico dominante y lleno de seriedad, la energía llena de paz y de seguridad que transmitía aquella mujer tan atractiva era deslumbrante, era como si todo movimiento, todo nerviosismo y toda locura se detuviera solo por el mero respeto a su presencia. Tan seductora y a la vez tan shockeante y altiva.

“Las personas nobles aún vienen en busca de refugio a la casa del señor”

Pensó perfilandose para que no vean su rostro a simple vista, ese lugar tan bendito era ideal e iba muy bien con su esencia y la de todo ángel por supuesto, de hecho seguramente que no era el único por ahí. Sería muy raro que Gabriel hubiera decidido quedarse sola sin ninguna escolta o compañía siendo una de las tres dirigentes más importantes de los ángeles, inclusive Remiel tenía su séquito personal,

"Gabriel ... ¿qué ... ?"

Alcanzó a preguntarse yéndo a sus recuerdos olvidados los cuales parecían empañados por la lluvia sin poder presentarse con claridad, allí no había amenazas, solo monjes y sacerdotes, ni siquiera había la necesidad de cargar con una espada, uno de ellos se acercó dejándole un libro de portada azul ... "la sagrada biblia" aún era libre poseerla para los creyentes y no había sido dominada por los instrumentos de mercantilismo y publicidad, estúpidos burgueses, volteó su mirada con el ceño fruncido y encontró un enorme vitral de Miguel venciendo al demonio

"Bueno no es que haya sido específicamente así, pero ... sin lugar a dudas es mi ejemplo a seguir"

Pensó haciéndose el desentendido aún cuando ya no quedaba nadie más en el pasillo y las puertas se cerraban dándoles algo de privacidad. Miró de soslayo a aquel joven de oscuros cabellos y piel sumamente pálida que clavó su mirada oscura y casi escarlata sobre Gabriel reconociéndole, probablemente aquel ser de aura agresiva no fuera otro que un conocido más. Poco a poco se reclinó contra una pared, una brisa se escabulló por una de las ventanas intensificando el frío, por lo que juntó los hombros protegiéndose, mientras su cabello escurría un poco más y dirigía sus ojos claros hacia la efigie del ventanal ... todo el misterio y el suspenso se agolpaban ahora sobre la figura estática de la mujer quién era lejos, una de las piezas más importantes del balance universal y a quién todos los ángeles guerreros debían obedecer y respetar con devoción. Arcángel Gabriel "El poder de Dios" y además de la mejor sanadora, una gran estratega militar, y digna consejera en parte, la estampa a seguir de sus hermanas menores, como la joven Raziel y otras muy distinguidas en el campo de batalla y en las conversaciones de la gran familia celeste.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Ariel Espartan
Angeles

Angeles

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 26/07/2012
Edad : 27
Localización : Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Un día lluvioso [Libre]

Mensaje por Gabriel Salvington el Vie Sep 28, 2012 1:10 pm

Cada gota mojaba un ser y pocos disfrutaban de esa bendición, la lluvia hablaba de todos en silencio, me contaba historias que nunca pensé escuchar pero sólo puedo recordar la imagen de ella humedeciendo las plantas alrededor de la catedral, era bello poder detenerse a mirarla hacer su trabajo, el aspecto nublado que le daba al mundo por su fuerza y aún así regalarle quietud a todo el que tenga curiosidad y cinco minutos de atención.

El sonido de la lluvia no pudo ocultar una presencia nueva en la catedral, unos pasos que atravesaron sin percatarse demasiado de nada o detenerse por nadie, llegó directamente hacia mi, goteando en el suelo sacro, vestido de negro como un ser oscuro… eso era más típico en los ángeles jóvenes y si mi percepción no me falla, eso es.

Pero algo más sucedía al tiempo, una nueva presencia se acercaba, mis ojos se abrieron con sorpresa, hace tanto que no le veía venir aquí, era tan extraño como adorable, el guerrero perfecto se había acercado a la catedral… no debe traer buenas noticias y este presentimiento que me embarga espero esté manchado por la paranoia, que no sea una realidad.

“¿Ariel…? Mi aguerrido Ariel… “

Era la ternura que me provocaba un arma mortal, aunque eso pueda rayar en el sadismo, era un caballero de rojos cabellos que contrastaban con su piel blanca, aquellos ojos directos que no expresan nada porque su misión los llena por completo, no podía evitar sentirse segura si él estaba en la habitación, mirándola como suele hacer.

Dibujé una sonrisa de alivio en mis labios finos y giré el rostro mirándole primero al pelirrojo, con una mirada alegre y un tanto dulce… se me escapan mis emociones por el rostro, es un mal que nunca he corregido pero muchos me han pedido que no lo haga por la sensación que les provoca; giré mi cuerpo del todo y pude ver al Angel, no nos habíamos visto demasiadas veces, pero era alguien interesante que algún día podré entender “espero… o espero que no” era más interesante ser sorprendida por él

- Espero disculpen mi falta de decoro, pero a este caballero de húmedos cabellos rojos, le daré un abrazo por más que le disgusten –

Dije por decir, sin necesidad de estar en lo cierto, acercándome a Ariel y rodeándole por el cuello con ternura, estaba húmedo y sin que eso me importara un reverendo comino, seguí sujetándolo hasta que sucumbiera a mi demostración de afecto, era un rudo pero en el fondo siempre había un corazón suave y adoro hacerlo salir de vez en cuando.

Mis prendas no eran demasiadas y el frio se colaba por su escases, quizás deba cambiar de vestiduras o quizás deba tener un abrigo negro como el de aquel Angel cuya presencia no era ignorable, pero por el momento me cobijaba en Ariel, era más que suficiente, dándole un beso en la mejilla como un gran “te extrañé hermano” plasmado en su rostro.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Gabriel Salvington
Angeles

Angeles

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 30/08/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Un día lluvioso [Libre]

Mensaje por Asder Ezequiel el Lun Oct 01, 2012 1:37 pm

Los cielos descargaban su gracia en forma de gotas, creando un paisaje hermoso de ver, pocos eran los truenos que abarcaban el lugar, algunos relámpagos se notaban de vez en cuando, y pese al día todo parecía perfecto…yo aun goteaba un poco y pude sentir esa brisa que entraba de forma descuidada al lugar, el frío tomo por un momento el lugar, pero como todo en esta vida llega solo, la brisa trajo consigo un anuncio interesante, en la misma habitación entraba aquel legendario y galante ángel…con gran porte sin duda, su pelo rojizo me recordó a la sangre en algún punto e inmediatamente en mi cabeza vi diferentes escenas de hechos donde aquella espesa mezcla de Adn estaba…

-“Seguramente el tipo carga con un buen barco de cadáveres, Ariel…El león de dios. Un arma muy poderosa para los cielos…”-

Pensé y una sonrisa bordeo mi rostro, Gabriel menciono algo del lugar, una disculpa y una muestra de afecto…lo siguiente que vi fue que ella lo abrazaba, yo por mi parte decidí, ponerme mas recto en mi compostura física…mi abrigo ya no goteaba y por un momento pensé en si secarme de la forma rápida o actuar con normalidad…Recordé que al parecer cuando el entro a la habitación algo le diría a Gabriel, pero sus palabras fueron silenciadas, mientras los magníficos seres mi honran con su presencia….y se saludan, yo me perdí por un momento en mi propia mente

“-Será acaso que el vendrá…la posibilidad es infinita, pero si ellos están acá, es probable que el venga…-“

pensé y la sonrisa se borro de mi rostro mis ojos parecían no demostrar emociones…

“-Maestro espero todo este en orden, aun tengo cosas que arreglar antes de verte…y Cosas que matar…después de todo es lo mejor ante estas situaciones de confusión, enfocarse en el trabajo el entrenamiento y nada mas…-“

me dije a mi mismo para luego ver a aquellos ángeles que compartían la sala conmigo…

-Ezequiel es mi nombre…

Dije en un tono firme pero amable, para luego apoyarme contra el respaldo de un asiento que había en el lugar



[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
Asder Ezequiel
Angeles

Angeles

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 01/09/2012
Edad : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Un día lluvioso [Libre]

Mensaje por Ariel Espartan el Miér Oct 03, 2012 2:15 am

La lluvia seguía cayendo con esa fuerza tan sutil evocando a las emcoiones a los seres que le atestiguaban, podía revelar la nostalgia y las razones ocultas de los corazones apesadumbrados, allí en el monasterio había una buena historia que contar, una que hablaba de valores y también de tristezas, el cielo oscurecido por las nubes negras lograba ensombrecer toda la percepción del lugar volviéndose de lumbre blanco por momentos en los que las nubes parecían dejar un espacio entre la tormenta muy tenuemente.

Si bien a él no le importaba acercarse con sigilo había sido fácilmente descubierto, tan despistado como siempre fue sobresaltado por la presencia de Gabriel, quien se arrojó sobre él sin más, en pleno monasterio, en un contraste perfecto entre el blanco de sus ropas y las oscuras vestiduras que ocultaban el cuerpo del ángel pelirrojo… todo ante los estupefactos ojos del recién llegado ángel guerrero Rafaelita.

Gabriel había dejado su seriedad y su compostura aún lado en favor de la sorpresa y la emoción, ella, siempre tan preocupona de sus hermanos y hermanas aún con su gran autoridad desbordaba de calidez y sabiduría, siempre atenta y siempre tan afectuosa mismo sentimiento que se apreciaba en su estrecho abrazo. Sus pensamientos y su ternura eran casi audibles en la mente del pelirrojo, Ariel, "León de Dios" quien era conocido por sus hazañas y bravura en combate. Si se quiere, salvaje pero cortés y muy bien educado el león era obediente de los designios de su hermana arcángel, el caballero de Cornualles por siempre abocado a su deber se apartó del mismo tan solo un instante disfrutando de ese abrazo tan particular, estrechando la espalda desprotegida de Gabriel entre sus brazos por la parte baja y apoyando su cuello contra su piel, solía protegerla aunque la "paz" fuera un hecho y no dejaría de hacerlo jamás.

Gabriel, emocionada como una dulce mujer eso era mucho más memorable y digno de verse de lo que acostumbraban muchos que no le conocían tan en profundidad y él lo sabía por lo que afirmó fuertemente sus brazos contra el sensual y voluptuoso cuerpo de aquella, mientras sus cabellos se escurrían suaves como la seda del poderoso abrazo.

- Lamento estar mojado, debes tener frío y por el contrario en vez de confort comparto la humedad con tu piel, que desconsiderado -


Dijo sintiendo como los brazos de la dama lo aferraban por el cuello acercándole, a ella parecía no importarle, siempre tan dulce, tal vez era cierto que tras esa muralla de rudeza y apego por su deber escondía profundos sentimientos que atesoraba y resguardaba sobre todo, ¿quién podía culparle? y menos en tan anhelado reencuentro.

- He quedado maravillado, con tu visión pareces el paraíso encarnado desbordándose a los mortales -

Aseveró seguidamente aludiendo al esplendente aspecto de la dama, extrañaba su ternura y su dedicación, Gabriel era responsable y siempre podía entender sus pensamientos pese a lo alocados que fueran. Fue así que entreabrió sus ojos zafíricos para clavarlos de lleno sobre el hombre que acababa de hablar, sus ojos reflejaban una sed de sangre muy conocida en varios ángeles guerreros, ese tizne carmesí en su interior hubo sido muy bien conocido. Pese a esto parecía ser educado y muy honrado, un aire de singular talante de respeto era profeso de sus movimientos y de su mirada, ojos de añoranza y gloria, que muy a pesar de su cortesía exterior se percibía un profundo acopio de emociones, Ezequiel era su nombre.

- Saludos Ezequiel, honrado con tu presencia -

Respondió entonces elevando sus cejas algo sorprendido, en verdad el impulso de Gabriel lo tomó por sorpresa, quizás lo estaba disfrutando demasiado y sería mal visto por alguien de su posición que venía con nuevas respecto de la misión divina y la voluntad del Rey de ángeles, pero permaneció estático esperando oír la voz de ella como era lo más correcto y coherente.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Ariel Espartan
Angeles

Angeles

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 26/07/2012
Edad : 27
Localización : Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Re: Un día lluvioso [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.