photo bienvenidos.png
¡Hello,Invitado!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

 photo ultimostemas-3.png
Últimos temas
» Con amor para ti~
Sáb Nov 09, 2013 5:34 pm por Shin

» Reglamento Obligatorio
Lun Abr 01, 2013 11:40 pm por Shiki

» AnshiGraphics || Afiliacion Elite
Vie Mar 08, 2013 3:02 pm por Afiliador

» PRIMER CENSO ANTES DE LA RE-APERTURA!
Vie Mar 08, 2013 2:23 pm por Areila Schneewittchen

» IMPORTANTE....Un tema para todos
Vie Mar 08, 2013 3:13 am por Amaimon

» Tras una simple mascara...
Miér Ene 23, 2013 7:08 pm por Invitado

» owo
Dom Dic 16, 2012 10:28 am por Galatea

» ...::¿Qué estás escuchando?::...
Lun Dic 10, 2012 7:09 pm por Invitado

» Un dia mas.... {Privado}
Lun Dic 10, 2012 6:44 pm por Invitado

» The Black Queen... [Priv Lucius]
Lun Dic 10, 2012 5:58 pm por Invitado

 photo quienestaenlinea2.png
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 12 el Lun Jun 24, 2013 9:17 am.
 photo nuestrostaff.png
○Para contactar cliclea sobre la imagen○
 photo ambientacion.png
El invierno es la estación más fría del año, y sus características son inevitablemente definidas en contraste con las otras estaciones del año: ya que durante los días invernales las temperaturas son más bajas y hay menos horas de luz solar. Estas características se acentúan a medida que nos alejamos de los trópicos y nos acercamos a los círculos polares. En algunas regiones del planeta, según su latitud, altitud y determinadas condiciones meteorológicas, se puede observar la caída de nieve.
 photo foroshermanos-2.png
 photo elites.png
•Elite•
 photo A.png  photo porpost.png
 photo copy.png Licencia Creative Commons
Forbidden Lovers por el Staff se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
obra de >LUCIUS&GALATEA<<"" Los diseños proporcionados por ANTHONY&LUCIUS >>Son de uso exclusivo para forbidden lovers<<
forbiddenlovers.spanishforo.com
.  photo forfinal.png

Bienvenido Baraciel

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bienvenido Baraciel

Mensaje por Baraciel el Vie Sep 07, 2012 9:44 am

Ya el sol esplendoroso iluminaba las calles, se acercaba el medio día, un enorme muro se extendía pacíficamente alrededor de la villa, el siguiente paso era obvio, tenía que encontrar a alguno de sus hermanos para que lo adentrara en la situación, el ángel vejado se encontraba en soledad, la Villa mostraba algunas maravillas como las catedrales y demás, pero pese a su fama eso a él no le interesaba tanto como otros negocios, así rondo los alrededores de la muralla hasta encontrar la entrada, un ángel dorado que bien podría ser la viva imagen del pecado.

Alrededor de la muralla había varios soldados uniformados que estaban de servicio, en fin seguramente era su puesto de trabajo y no iba a molestarlos, su ambición era grande y no había nada allí que la saciara, aquel hombre prosiguió andando en su carruaje hacia la entrada sur... la calle que creía estaría repleta de personas ahora estaba tan vacía como el bosque que tanto trabajo le costó atravesar. Los caminos y las casas pese a todo mostraban delicados decorados típicos de la época, sus ojos recayeron en la hermosura de una dama que caminaba por allí... y haciendo caso omiso de la atenta mirada de los soldados siguió tras ella, siempre con su porte imponente y ese rostro serio, andando en su carruaje. Esperaba encontrar esas calles hasta la rodilla de cadáveres muy pronto, aunque se lamentaría de perder a las mujeres, ellas son algo así como seres especialmente beneficiados para él.

- No he dormido bien, no he probado bocado, quiero descansar -

Se dijo caprichosamente, no podía percibir con claridad las energías de nadie en la Villa, así que tampoco tenía a donde ir, estaba perdido y rodeado de nada y casas cuyas puertas permanecían cerradas y aunque estuvieran abiertas, los humanos no eran una buena fuente de información. Tal vez si aquella bella señorita de rubios cabellos pudiera ser su guía, desprendía una clase de luz a través de su piel blanquecina y su traje claro y puro, aunque las apariencias engañan le llamaba mucho la atención además, parecía que era la única dando vueltas, tomo aire y acercó su carruaje hacia ella en una vuelta de esquina.
Entonces se percató de un grupo de niños pobres jugando a la pelota, no le gustaban los niños, así que algo molesto los miró con su talante de superioridad tan desafiante como si se tratara de los mismos demonios... se sonrió felizmente, siempre tan diabólicamente con aquellos ojos rojizos como impregnados de la misma sangre de miles de víctimas en la historia, ríos de sangre de los campos de batalla desde hacía años habían alimentado su espíritu y engrandecido su poder más allá del común de sus hermanos.

- ¿Por qué siempre estoy rodeado de sabandijas? -

Expresó acercándose un poco más, pero ya se estaba olvidando de su real objetivo la señorita, frunció el ceño molesto por la interrupción y observó amenazante a los niños, si se atrevían a distraerlo una vez más, conocerían el filo de sus espadas sin duda. Entonces echó valor y consiguió hablar de manera audible, amable, tonta pero no menos imponente ..

- ¡Señorita! -

Reclamó entonces en un ademán de atención hacia aquella que casualmente pasaba por allí ... pobre desorientado ángel dorado.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Baraciel
Angeles

Angeles

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 26/08/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido Baraciel

Mensaje por Neliel Wingfield el Vie Sep 07, 2012 6:58 pm

Aquella rubia se paseaba por ahí con elegancia, llevando en su rostro una cordial sonrisa la cual hacia que cualquiera que la viera quedara embelesado pues era toda una belleza, por su puesto ella nunca se daba cuenta de aquellas curiosas miradas que volteaban a ver su pasar, pues sumida en sus pensamientos estaba y aun que no lo parecía siempre estaba rondando aquel futuro no muy lejano en el que tendría que dar frente al adversario y pelear, no se sentía preparada, y menos con ganas de dañar a nadie, sabia de su responsabilidad y debería blandir aquella espada algún día sin embargo deseaba que la felicidad y paz que se le era proporcionada en ese momento nunca acabara.

Indecisión… en lo que respecta a cierto despistado ángel esto es algo que cada día se mostraba ante sí, pues es muy selectiva a la hora de hacer compras. Hoy era el día libre de Neliel, pues no tenía ningún obligación por lo que decidió ir por los alrededores de Villa Rose, habían muchas tiendas que aun no ha visto, al ser pleno día las calles eran transitadas por carruajes finos, vendedores, y seres atrapados por el vaivén de aquella mañana que transcurrió tranquila.

La rubia siguió su camino acompañada del lobo de pelaje blanco sin notar que se había alejado lo suficiente hasta llegar al extremo sur de la Villa sin más remedio al darse cuenta solo suspiro y siguió recorriendo el lugar, no había nada que hacer pues el lugar estaba solo exceptuando a alguna que otra persona que pasaba el lugar estaba completamente vacío. Sonrió al ver un grupo de niños jugar divertidos, despreocupados de cualquier cosa, sin embargo la aparto la mirada y siguió su camino pues se sentía mal al ver a aquellos niños de vestuarios andrajosos, simplemente no pudo soportarlo y se devolvió rápidamente entregándoles un balón, realmente era para Eiden sin embargo que haría el con ella pues ya era un lobo adulto no se andaba para juegos.

Siguió su camino algo más tranquila pues le había proporcionado la felicidad a alguien aun que fuera pequeña. Tarareando una dulce melodía que pasaba por su mente en ese momento, una de sus últimas obras “Lacie” así era como se llamaba aquella tonada que era tocada en el piano por ella. De repente escucho un llamar supuso que seria para ella pues no había nadie en esa calle, volteo el rostro para ver de quien se trataba, un elegante carruaje a unos cuantos metros alejado de donde ella estaba, camino hacia este lentamente notando la presencia de un hombre rubio posiblemente algún noble que iba de paso, le miro de manera apacible e intrigada, y sonrió con amabilidad.

*¿Pasa algo?* Exclamo la interrogante pues quería saber que se le ofrecía. El lobo blanco se acerco un poco más, pues era celoso no le gustaba que muchos se le acercaran ya que habían sucedido varios casos desagradables de aquellos repentinos acercamientos.

*calma Eiden* dijo acariciando una de sus orejas *esta persona no nos hará nada ¿verdad?* volvió a mirar al rubio de ojos carmesí.


Última edición por Neliel Wingfield el Lun Sep 10, 2012 10:11 am, editado 1 vez


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Neliel Wingfield
Angeles

Angeles

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 31/08/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido Baraciel

Mensaje por Baraciel el Dom Sep 09, 2012 11:34 am

Aquel personaje de dorados cabellos permanecía curioso sobre la joven sin prestar mucha atención a nada, mientras ella hacía sus compras. Los alrededores de la Villa también le causaban algo de curiosidad, sin embargo a pesar de las tiendas ahora todo parecía cerrado y vacío, aún así siguió tras el enigmático personaje.

Iba acompañada de un lobo blanco de gran tamaño, poco a poco fue acercándo su carro hasta la animada joven y su lobo acompañante. Ignorando completamente a los niños se limitó a brindarle una sonrisa cálida y amistosa, era demasiado peculiar, convengamos que no es muy normal ver a una muchacha de brillo tan peculiar acompañada de un lobo en plena calle.

Toda su aura parecía destilar una profunda serenidad pero al mismo tiempo una gran felicidad. De hecho su voz y la forma en que tarareaba alegremente esa canción corroboraban mucho más las sospechas de Baraciel. Entonces con su inconfundible porte propio de la nobleza afiló un poco más la sonrisa al ver que su saludo estaba siendo correspondido, y entrecerrando la mirada con curiosidad y ese aire de arrogancia característico le respondió.

- Ehh no, no señorita -

Contestó entonces como si sintiera que lo acusaban de algo. Sin mencionar la actitud del lobo que fácilmente parecía haberlo confundido con un violador a plena luz del día.

- ¿Podría decirle a su compañero que no soy una amenaza por favor? -

Reclamó sudando un poco al ver más de cerca el tamaño del animal.

- Solo he venido en busca de guía -

replicó elevando las manos para mostrar que estaba desarmado y alejando un poco su postura, dejando ver debajo de las mangas de su camisa blanca aquellas pulceras de oro puro tan finas y suntuosas como todas sus colecciones.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Baraciel
Angeles

Angeles

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 26/08/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido Baraciel

Mensaje por Neliel Wingfield el Lun Sep 10, 2012 10:53 am

Una persona interesante ciertamente, sin embargo eso era algo que ella jamás entendería, interesante o no jamás los clasifico de esa manera pues solo veía a aquellos seres por lo que eran, seres solo eso, rio divertida y como siempre al hacerlo desprendía aquella aura llena de calidez y serenidad, aquella escena un tanto cómica pues Eiden mostraba celos, volvió la mirada al Lobo de pelaje blanco y este hizo lo mismo algo refunfuñón pues el adoraba a Neliel y no dejaría que nadie la lastimara, dio unos pasos atrás y se sentó en el suelo dándole la espalda a los dos rubios, el ángel solo lo miro momentáneamente y exclamo.

*bueno bueno ya paso…* volvió la mirada al hombre frente a ella luego de escuchar sus palabras *¿un guía? Bueno supongo que podría ayudarlo…*cruzo los brazos algo pensativa, frunciendo levemente el ceño pues el despistado ángel aun no notaba que era una petición a ella, tal vez muy inocente o simplemente no quería darse cuenta pues como siempre dudaba de si misma en aquel momento las cosas que pasaban por su mente eran aquellas dudas de siempre y como siempre triviales ¿y si lo único que hago es que se pierda?¿será incomodo llevarlo a través de la ciudad a encontrar un guía?... quiero algo dulce… infantil ante todo la dulce Neliel, al final tomo una decisión algo muy simple realmente.

*bueno primero que nada debe caminar será incomodo ir por la ciudad si sigue en el carro…*sonrió de manera dulce, ladeo la cabeza esperando a aquel hombre *me encantara llevar de paseo a uno de mis hermanos…* ella ya lo había notado desde el principio pues no era un arcángel por nada, pues aquel rubio desprendía aquella esencia, sanguinaria y a la vez pura de los ángeles guerreros, las manos de Neliel no estaban del todo limpias pues las órdenes eran órdenes, las cuales con todo el dolor de su alma tenía que cumplir…

*¿Y qué quieres conocer primero?* replico rápidamente ansiosa.



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Neliel Wingfield
Angeles

Angeles

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 31/08/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido Baraciel

Mensaje por Baraciel el Lun Sep 10, 2012 12:57 pm

La situación se tornaba algo cómica, Baraciel obviamente no estaba sorprendido de que le reconocieran, recaía dentro de sus cálculos y de su orgullo nato, probablemente ambos ángeles fueran tan distintos como los tonos de sus miradas, mientras que Neliel era una persona amable e igualitaria Baraciel gustaba de mostrarse como un clasista de primera, aún cuando en el fondo fuera una buena persona, y sabía muy bien para lo que allí estaba pero divertidamente la dama lo invita a pasear, tan admirable y serena ¿será que ... no se daba cuenta de sus intenciones o aún así pretendía pasear relajadamente bajo el sol? en cualquier caso eso era lo importante, de primer momento la actitud humanizada del gran lobo le resultó algo chocante al rubio que solo pudo atinar a pensar

"vaya criatura insolente"

La amabilidad de esa joven y sus cabellos tan pero tan claros, esa pureza que le brotaba de entre cada poro de su piel exigían que se le protegiera notablemente, de primera medida el dorado quedó pensativo sobre su carruaje, y angelical y curiosamente preguntó

- ¿Dónde encontró a su lobo señorita? -

inquirió mirándole fijamente.

- Creo que usted sabe porque he venido a esta Villa -

aseveró con un tono de voz áspero y serio cruzándose de brazos destacándose la forma de los mismos por debajo de aquella camisa blanca y ajustaba que lucía remarcando lo esbelto de su figura, Baraciel había sido conmovido por la belleza y la pureza de la señorita, esa inocencia y esa dulzura propias de una niña, pero en algo tenía razón tenían que encontrar un lugar para dejar sus cosas.

- Y primero que nada me gustaría preguntarle donde puedo dejar mi carro y mis pertenencias seguras -

expresó algo apenado y algo sonrojado por el ímpetu de la arcángel

- Ahh .. ahh .. -

Se quedó sin poder decir nada al aceptar que ella estaría encantada de llevarle, pero aún así eso no significaba que como mujer amén de ser un arcángel fuera un personaje muy interesante. Sanguinario, belicoso pero sumamente sincero y espontáneo, así era Baraciel. Era obvio el motivo de su llegada pero Neliel ahora, un arcángel mismo le ofrecía dar un placentero paseo por la ciudad ¿qué clase de idiota lo negaría?

- Lléveme a donde usted quiera, por mi estará bien ... estoy honrado de que justamente usted sea quién me guíe -

contestó entonces con mucha serenidad y solemnidad el señor Londinense mostrando que era conocedor de con quién trataba, nada más ni nada menos que uno de sus líderes, un arcángel, uno de los siete señores de la verdad y misma justicia del cielo.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Baraciel
Angeles

Angeles

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 26/08/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido Baraciel

Mensaje por Neliel Wingfield el Mar Sep 11, 2012 5:14 pm

Tal vez había sido coincidencia que Neliel se encontrara con aquel ángel guerrero que desprendía aquella aura sanguinaria o tal vez no… para ella las cosas siempre pasaban por alguna razón, posiblemente la razón de su encuentro era que si algo pasaba ella debía frenarlo, pues los guerreros siempre mostraban aquella sed de sangre, pelea… la excepción el arcángel que nunca se o le permitiría derramar sangre al menos frente a ella no… La rubia rogaba que el día transcurriera tranquilo y sin problemas, aun que el inicio no hubiera sido muy bueno debido a los celos de aquel imponente lobo de pelaje blanco, lo más probable era que las cosas se arreglaran más adelante.

Esbozo una sonrisa al sentir la mirada del rubio que se mantenía callado ¿qué estará pensando? Se pregunto a si misma algo sumida en sus pensamientos cuando de repente escucho la incógnita proveniente de aquel hombre, la mirada de la Rubia se volvió aun mas dulce que antes pues hablaba de su acompañante.

*fue varios años después de llegar a la tierra, en Rusia un cazador le lastimo sin darse cuenta cuando apenas era un cachorro y su manada lo abandono… * su voz tomo un tono triste pero volvió a la normalidad con rapidez *ahí fue cuando lo encontré, lo lleve conmigo y mire que grande y elegante es…* miro momentáneamente al lobo que aun le daba la espalda y sonrió pues le parecía adorable cuando usaba aquel comportamiento, volvió la mira al rubio y asintió al escuchar aquellas serias palabras pues si sabía, bajo la mirada con el ceño levemente fruncido, aquel adorable ángel en vez de verse enojado o triste solo se veía adorable.

*Hmm… en mi casa supongo* sonrió *o ¿prefiere un hotel? * elegante, amable y aquel toque adorable que le daba la apariencia de una niña, pues estaba feliz y a al vez ansioso ya que ayudaría. Se mantuvo en silencio por un momento después de escuchar su palabras y exclamo mirándole con aquellos brillantes y profundos ojos verde esmeralda.

*tengo una condición…* se acerco a el, sin dejar de mirarle con aquella dulce seriedad, al estar lo suficientemente cerca siguió *por hoy me gustaría que se comportara de una manera normal, no como un ángel, no como un noble, solo con un simple ser humano…* su rostro posaba a unos cuantos centímetros al de el, mucho lo tomarían como un atrevimiento o simple coqueteo pero ella no pensaba en eso pues aquello que decía era muy en serio *… por favor… quiero mostrarle este lugar como yo lo veo… * se alejo y miro al final de la calle donde algunos metros mas adelante comenzaban los puesto de vendedores.

Se mostro algo sorprendida de que aquella persona le reconociese pues este ángel no se dejaba ver mucho que digamos, sin embrago decidió hacer una presentación formal, llevo una de las manos a su pecho aun sonriéndole.

*Soy Neliel, puede que ya conozcas mi nombre pero me parece muy descortes de mi parte no decirlo por mi misma* hizo una elegante reverencia mostrando respeto al hermano que frente a ella estaba *y ¿tu eres?...* aquel ángel mostraba aquel esplendor que desprendía de manera inconsciente.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Neliel Wingfield
Angeles

Angeles

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 31/08/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido Baraciel

Mensaje por Baraciel el Mar Sep 11, 2012 10:46 pm

Al parecer el primer don que Neliel nos mostraba era la capacidad de mantener bajo control la sed de sangre del guerrero… este desconocía sus intenciones pero lo importante es que ella se mostraba a gusto con la situación cosa que era por demás extraña pero a los arrogantes ojos de Baraciel no dejaba de ser algo lógico y normal,

Neliel era una guerrera pero si hubiera una mejor forma de describirle era como una guardiana, a ella no le interesaba nada que tuviera que ver con derramar sangre, algo que Baraciel sabía por demás bien porque hizo sus estudios, sin embargo era su única guía dentro de la Villa en donde se generaría presto, el conflicto… Finalmente el hombre de rubios cabellos dejo de lado su pequeña afrenta de celos con el lobo y no pretendía traerle ningún problema a la jovencita que como todos, tenía una vida.

Su mirada elegante pero engatusadora no se desprendía de aquellos ojos verdes y al mismo tiempo no dejaba de sonreirle, el tono de sus ojos ... le recordaban a alguien, su mente era una batidora de pensamientos, como siempre, Neliel destilaba dulzura, dulzura con la que el estaba muy conforme.

- Bien señorita, parece que usted tiene el hábito de recoger animales abandonados -


Dijo hablando con rapidez y risueñamente, en ese tono de voz áspero y algo metalizado que le caracterizaba.

- Le agradezco su cuidado conmigo .-

Dijo ante los modales y la sonrisa adorable de aquella nívea dama angelical, Con seriedad y sabiduría pero siempre con mucha ternura incluso ante un asesino como el rey dorado, simplemente Neliel no podía ser de otra forma que no fuera adorable, lo expelía tan nítido como su aroma celestial.

- A su casa entonces, me sorprende su amabilidad -


Contestó por demás sonriente, destilando esa elegancia tan propia así como su andar refinado que distaba bastante del de la señorita pues la arrogancia en sus ojos era innegable, muy diferentes también de la mirada verde esmeralda que mostraba la joven Neliel, probablemente quien fuera tomada como la hermana menor entre los arcángeles. Las palabras brotaban de forma pícara de los labios de la señorita quién de forma osada y para él algo provocadora

- Está bien para mi ... seré humano .. si ... seré humano -

Aclaró levantando un poco sus manos nerviosamente, el verle tan de cerca le confundía un poco más, ¿por qué ella estaría interesada en mostrarle a alguien o más precisamente a alguien que es como él el mundo según sus ojos?

Aún así le siguió hacia los puestos, no veía la hora de tener que dejar de arrastrar el carro y conocer la casa de su superior. El relámpago de Dios sabía más o menos que estaban haciendo la mayoría de ellos,

- Neliel ... -

Asintió entonces retomando un poco su semblante serio y habitual. Por lo que con respeto respondió, además de con mucha seguridad erguido a la totalidad de su altura.

- Yo soy .. Baraciel -

Asintió orgullosamente cerrando sus ojos con solemnidad y levantando el mentón como todo un rey.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Baraciel
Angeles

Angeles

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 26/08/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido Baraciel

Mensaje por Neliel Wingfield el Sáb Sep 15, 2012 6:58 pm

Nuestro pequeño ángel hermoso, celestial, elegante sobre todo dulce y amable, se mostraba complacido de que el rubio aceptase su propuesta y confiara en ella, aquella sonrisa que destilaba, brillante siendo aquella delicada piel bañada por los cálidos rayos del sol de ese despejado día, realmente aquel rubio era alguien gracioso podía verse que no entendía muy bien a Neliel, bueno quien lo hiciera pues aquella pureza de la chica hacia que muchos quedaran intrigados por saber los pensamientos que recorrían su mente, aun que jamás se lo imaginarían, pues eran muy sencillos e inocentes, nuestra rubia a diferencia de mucho, ni siquiera sabía que era el amor o la atracción, siempre se caracterizaba por ese cariño compartido que mostraba sin preferencias. De seguro el ángel guerrero de nombre Baraciel estaba confundido por el extraño comportamiento del arcángel que se ofrecía de manera amena a guiarlo por Villa Rose.

*es un hermoso nombre...*
exclamo esbozando una sonrisa pensando la manera más rápida de que el rubio dejara su equipaje en la casa *bueno sería mucho recorrido, pues mi casa queda en los alrededores de Villa Rose,¿ que tal si dejamos que su chofer vaya a casa guiado por Eiden y nosotros aprovechamos para comenzar con el recorrido?*

Luego de un rato Neliel comenzó el recorrido con el ángel llevándolo al centro de la villa, donde las personas atraían a otros a sus puestos o tiendas, hedor amargo que desprendían los puestos de pescado o aquel dulce aroma de las perfumerías, se podría decir que aquello era todo un desastre, carruajes siendo jalados por caballos en falta de cuidado, carretillas que iban de aquí para allá, los niños jugando, aquel ajetreo propio de un mercado, no muy lejos estaba la catedral, la zona donde vivían los nobles, aquel acogedor suburbio a pesar de su desastre era bueno ver tanta vida sin embargo también entristecía ver aquella pobreza de los desafortunados, Neliel se mantuvo siempre al lado de Baraciel explicándole y mostrándole cada rincón emocionada toda una pequeña niña, por supuesto como siempre no notaba aquellas miradas que se posaban en ella de los habitantes del lugar, nuestro dulce e inocente ángel llegaba a negarse las cosas en algunas momentos, tratando de no pensar demasiado, mantenerse tranquila y serena.

*espera aquí…*
exclamo enfrente de una pastelería a la que iba muy seguido, entro en esta, era un acogedor lugar de tapices color crema, e un establecimiento que llevaba una pareja anciana, Neliel iba de vez en cuando a ayudarlos o a comprar sus pasteles en ese caso compro 6 trozos de pastel los cuales realmente eran un regalo sin embargo se nego y pago por ellos, salió apresurada a donde el rubio, con una sonrisa común en ella y ansiosa *vamos a merendar…* levanto la adornada caja que contenía los pasteles y guio a su acompañante a la plaza frente la catedral, era ciertamente hermosa y tranquila.

*este es uno de mis lugares favoritos…*
dijo con ese aire de pasividad *bueno…* saco uno de los trozos de pastel *di ahh~….* Neliel definitivamente quien la entienderia lo trataba como un niño pequeño a pesar a pesar del masculino porte de varón, acerco el pedazo de pastel a el con aquella mirada brillante que suplicaba que se lo comiera.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Neliel Wingfield
Angeles

Angeles

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 31/08/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido Baraciel

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.