photo bienvenidos.png
¡Hello,Invitado!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

 photo ultimostemas-3.png
Últimos temas
» Con amor para ti~
Sáb Nov 09, 2013 5:34 pm por Shin

» Reglamento Obligatorio
Lun Abr 01, 2013 11:40 pm por Shiki

» AnshiGraphics || Afiliacion Elite
Vie Mar 08, 2013 3:02 pm por Afiliador

» PRIMER CENSO ANTES DE LA RE-APERTURA!
Vie Mar 08, 2013 2:23 pm por Areila Schneewittchen

» IMPORTANTE....Un tema para todos
Vie Mar 08, 2013 3:13 am por Amaimon

» Tras una simple mascara...
Miér Ene 23, 2013 7:08 pm por Invitado

» owo
Dom Dic 16, 2012 10:28 am por Galatea

» ...::¿Qué estás escuchando?::...
Lun Dic 10, 2012 7:09 pm por Invitado

» Un dia mas.... {Privado}
Lun Dic 10, 2012 6:44 pm por Invitado

» The Black Queen... [Priv Lucius]
Lun Dic 10, 2012 5:58 pm por Invitado

 photo quienestaenlinea2.png
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 12 el Lun Jun 24, 2013 9:17 am.
 photo nuestrostaff.png
○Para contactar cliclea sobre la imagen○
 photo ambientacion.png
El invierno es la estación más fría del año, y sus características son inevitablemente definidas en contraste con las otras estaciones del año: ya que durante los días invernales las temperaturas son más bajas y hay menos horas de luz solar. Estas características se acentúan a medida que nos alejamos de los trópicos y nos acercamos a los círculos polares. En algunas regiones del planeta, según su latitud, altitud y determinadas condiciones meteorológicas, se puede observar la caída de nieve.
 photo foroshermanos-2.png
 photo elites.png
•Elite•
 photo A.png  photo porpost.png
 photo copy.png Licencia Creative Commons
Forbidden Lovers por el Staff se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
obra de >LUCIUS&GALATEA<<"" Los diseños proporcionados por ANTHONY&LUCIUS >>Son de uso exclusivo para forbidden lovers<<
forbiddenlovers.spanishforo.com
.  photo forfinal.png

Dualidad

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dualidad

Mensaje por Amaimon el Vie Ago 03, 2012 3:07 am

El bosque era su fascinación porque pertenecía enteramente a él. Cuando estaba aburrido le gustaba pasearse por el, llenaba los claros con pequeñas florecillas silvestres usando sus habilidades demoníacas, en ningún lugar decía que no podía hacer eso. Solo lo hacía para destruirlas después en un arrebato infantil ¡se veían tan hermosas volando por los aires! En el infierno no había detalles coloridos como esos.

En eso estaba cuando alcanzó a escuchar música. También le encantaba aunque nunca había tenido la paciencia para tocar ningún instrumento, todos eran tan pequeños y delicados para sus rudas manos que terminaba por desesperarse y los rompía. Su hermano mayor tocaba pero no lo hacía para él, rogarle por ello era ya bastante vergonzoso así que la música que pudiera escuchar, la buena música la tenía que obtener por otros medios, que comúnmente dejaba al aire, era mucho más fácil destruir cosas hermosas o consumir vidas humanas como si fueran caramelos que buscar un artista, un músico dispuesto a tocarle al Rey de la Tierra. Por eso le había sorprendido oír esas melodiosas notas en medio del bosque ¿era una flauta o la voz de una mujer? Tampoco es que fuera muy afinado o atinado a ubicar lo que sonaba, de tal suerte que siguió el sonido: rastreando a sus víctimas si que era bueno.

No tuvo que caminar mucho, el sonido aumentaba a cada paso al igual que el latir de su corazón, que se aceleraba inconscientemente. En cuanto encontró la fuente de su curiosidad se quedó boquiabierto ¡una mujer! Era una mujer la que cantaba y era una mujer hermosa. De apariencia delicada y hasta incluso tan frágil como se la había imaginado, no pudo evitar percibir que en esa hermosa criatura se encontraba encerrada la esencia de su enemigo natural ¿era un ángel? Porque nunca se había sentido tan fascinado por un ángel... bueno, si, pero solo cuando estaban en pedacitos y a punto de entrar a su boca, el resto del tiempo eran una montaña de presunciones que salían sobrando en su universo demoníaco. Por alguna razón que llamaría "música", esta en particular no le molestaba en lo absoluto. Desde donde estaba no podía verle la cara, pero debía ser hermosa también, todos los ángeles exageraban su belleza así como los demonios lo hacían con su maldad. No era estúpido, sin embargo, así que se procuró una distancia prudente para mirar a la muchacha, ¿sería un ángel o un arcángel? Ya se había encontrado con ángeles guerreros que le habían enseñado que juzgar un estuche por su apariencia era sumamente estúpido, por eso a pesar de su belleza no correría el riesgo de meterse con un arcángel si es que era alguno de los 7 que tenía contemplados ... ¡pero era tan bonita y tierna! Si, el Rey de la Tierra se distraía fácilmente con las cosas hermosas.

Al terminar la interpretación le aplaudió fervientemente, sin importarle mucho en realidad que fuera o no fuera un ángel
- ¡Qué bonito!
avatar
Amaimon
Demonios

Demonios

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 21/07/2012
Localización : Entre sus piernas ~~

Volver arriba Ir abajo

Re: Dualidad

Mensaje por Neliel el Sáb Ago 04, 2012 5:16 pm

Si había algo que le gustara a Neliel sin duda era la tranquilidad y frescura que la naturaleza podía ofrecerle. En tiempos tan volubles como estos era difícil encontrar un ambiente en el que pudiera encontrarse a ella misma y disfrutar de un poco de silencio pues la gente se había convertido en nada más que un montón de bocas que se llenaban de palabras tanto verdaderas como falsas. El orgullo era el nuevo oro... casi podía considerarse moneda de comercio ahora, todo giraba en torno a aquel pecado capital y ella ... ella no podía hacer más que esperar pacientemente y observar con cuidado como la humanidad iba evolucionando en un animal rastrero y vagabundo.

Había salido antes del de que el sol despertara, cuando aún el frío rocío de la madrugada se estaba asentando sobre el césped. Con ella solo llevaba un pequeño estuche negro y de forma rectangular colgando en una mano, su flauta. Si bien le gustaba compartir su música con todos... disfrutaba de tocar en lugares "abandonados" de vez en cuando, donde solo ella y algunas pequeñas criaturas pudieran escucharla y donde solo ella misma podía criticarse.
El lugar seleccionado de esta vez había sido el bosque, ciertamente uno de sus favoritos. Quién pudiera sentir la dicha que sentía aquel arcángel cuando estaba rodeada de verde y los demás juguetones colores con los que se vestía la madre de todos! El olor característico de la humedad llegó a ella, la tierra y plantas mojadas tenía una esencia única y envidiable... benditos fueran los espíritus de la naturaleza y que suerte tenían!.
Ella caminó descalza sintiendo las gotas bajos sus pies, frío pero placentero y vagó por un par de horas hasta encontrar el lugar que le pareció más adecuado. Se acercó a la orilla de un río cuyas aguas parecían aun fantasma por la extraña iluminación de la madrugada y tomó asiento en una roca donde se dispuso a abrir el pequeño estuche y armar el instrumento plateado compartiendo su piel con este un encantador brillo azul conferido por la terca luna que se negaba a perderse el espectáculo al igual que las nubes perezosas.

Ella no era distraída y mucho menos tonta, había percibido una presencia hacía mucho y sabía que claramente se trataba de un demonio... no de cualquier demonio. No era difícil distinguir auras pero su naturaleza cálida y bienintencionada le negaba la opción a escapar. Respiró hondo y sopló en el agujero de la dulce flauta traversa produciendo ese sonido ágil y dulce que la caracterizaba y así empezó a interpretar distintas melodías tanto alegres y vivaces como tristes y conmovedoras.
Era evidente que la estaban espiando y al terminar una de las piezas el visitante hizo su aparición.

-acércate, demonio... nadie tiene por qué escuchar música a escondidas! - fue el saludo que le dio a la vez que volteaba a mirarlo con aquellos ojos dorados suyos. Por supuesto sabía de quien se trataba...nada menos que su contraparte. Se mantuvo tranquila y esbozó una encantadora sonrisa
- El señor es grande al permitirme el honor de compartir mi talento en esta ocasión y vaya público que me acompaña! - se acomodó mejor en la roca, con las piernas juntas y los talones echados hacia la derecha. - ¿que te trae por aquí a estas horas? dudo mucho que tu propósito haya sido venir a oírme. -Era cierto... en la ciudad y el mundo habían muchos músicos que tocaban a todas horas y eso hubiera sido mucho más sencillo mas la cruda verdad era que nada se comparaba a la música interpretada por un ángel. Su cuerpo no demostraba la mínima expresión de defensa.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Neliel
Angeles

Angeles

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 31/07/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Dualidad

Mensaje por Amaimon el Sáb Ago 04, 2012 7:44 pm

Y se quedó boquiabierto ante la suave respuesta de la chica, no era un ángel sino algo un nivel más elevado, se trataba de un arcángel y lo podía decir porque se notaba ahora que veía su rostro finalmente. Era tierna y delicada pero tenía esa aura que gritaba "Kalel" en todos lados, sin embargo no parecía amenazante como muchos otros de su especie habían sido ante los primeros encuentros con el demonio de cabellos verdes.
Ajá, le gustaba, lo acababa de decidir, era un objeto brillante y curioso con el cabello muy largo y los ojos muy grandes, además de bonita sabía tocar ¿la flauta? Entonces eso era. Nunca había tenido un buen oído, ya lo decía antes y se desesperaba con facilidad como para llegar al final de una simple clase, así que no hubiera podido diferenciar el instrumento que usaba si no lo hubiera visto.

Obedeció atentamente, acostumbrado a hacer lo que le decían, y fue a pararse delante de la chica, todavía sin ganas de darle la espalda. Había sin embargo algo en ella que no terminaba de convencerlo de que era un arcángel enemigo, era una extrañeza tremenda de verse en una especie de espejo, así que eso había sentido Alicia cuando cruzó del otro lado...
- No creo ser un buen público... tanto por mi especie como por mi gusto.
Dijo sin mirarla a los ojos, rebuscaba entre su persona y se paseaba por los metálicos detalles del instrumento, pero nunca se detenía en sus ojos, presa de un miedo tremendo a encontrarse con el reflejo mismo de los suyos propios. Sabía que los Abisales habían sido creados en pares con los arcángeles, le habían contado terribles historias te ellos pero ¿y si encontraba en su mirada la mitad que le hacía falta? Lo que temía era que no fuera así...

- No es mi mejor momento, ciertamente, las horas del Rey de la Tierra son aquellas donde se reposa la comida. Hoy me encuentro aquí por una causalidad tremenda, a puesto a que tu tampoco pensaste en encontrarte con un Abisal
Recorrió sus ojos por sobre las piernas del arcángel, escuchando de fondo el agua del río correr y la brisa desacomodarle el cabello, en verdad que era "divina" su acompañante.
- Me gusta lo que has tocado, es hermoso ¿Crees que sería una grosería pedirte que tocaras algo más?
Y se quedó con las ganas de preguntarle "¿cuál creador?" ya que la sed de escuchar su música era mayor que otros de sus instintos.
avatar
Amaimon
Demonios

Demonios

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 21/07/2012
Localización : Entre sus piernas ~~

Volver arriba Ir abajo

Re: Dualidad

Mensaje por Neliel el Lun Ago 06, 2012 3:13 pm

Lo observó acercarse tranquila y aún con aquella sonrisa piadosa y cálida suya que solo desaparecía cuando era obligada a luchar y entonces era reemplazada por una mirada ruda y decidida aunque con una pincelada de tristeza.
- todo aquel que disfrute con la música es buen público, amaimon - respondió al comentario del abisal pronunciando su nombre confiriéndole un timbre especial mientras permitía que su aliento empeñara el claro metal del instrumento.Podía notar que los ojos del demonio escapaban a los suyos por más que ella los buscaba con ansias, no sabía a que se debía pero lo miraba con curiosidad pues la verdad era que eran muy pocas las oportunidades en las que podía acercarse tanto a un demonio sin que se involucrara la fuerza física... podía decir que estaba de suerte. No quería parecer poco cordial pero sus ojos recorrían el cuerpo ajeno rápidamente y en todas direcciones, era bien sabido que algunos demonios podían hacer cosas misteriosas con sus cuerpos.

- es verdad, me has tomado por sorpresa... pero más me sorprende el hecho de tu amabilidad conmigo - confesó sincera pues el arcángel no era de guardarse las cosas y resaltaba todo lo notorio en los que la rodeaban. Era fascinante la situación en la que se había colocado, si tan solo sus hermanos vieran lo que estaba ocurriendo... se le ocurrían algunas reacciones que podrían tener muchas de ellas poco agradables según su punto de vista. Este entonces sería su secreto y quedaría entre el demonio y ella.

Ante la petición del hombre solo asintió con dulzura y preparó la embocadura, tomó aire profundo inhalando el aura metálica que rodeaba el instrumento y empezó a tocar ágilmente y con gran velocidad sin fallar una sola nota. Aquella melodía era comparable con el canto de un ave... llena de alegría y vigor con muchos agudos. El sonido se mezclaba hermosamente con el del río y con los ruidos de los animales que empezaban sus días y empezaban a movilizarse.

- amaimon - interrumpió su melodía sin previo aviso - ¿crees que la música puede manipular las emociones? ... ¿que pueda fundirse con el alma de uno? - ella era fiel creyente de lo que exponían sus preguntas pues no podía negar alguna melodía en algún momento le había robado algunas lágrimas (aunque no era una tarea muy complicada hacer esto) de igual manera había recibido alegría y amor de alguna otra pero nunca había podido formularle aquella pregunta a un demonio y vaya oportunidad! pues este no era cualquier exponente de aquella raza.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Neliel
Angeles

Angeles

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 31/07/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Dualidad

Mensaje por Amaimon el Lun Ago 06, 2012 4:46 pm

- Es que...
Empezó a hablar y levanto las manos esperando darse a entender con gestos, sus manos eran las de un trabajador más sin embargo además de lo sucias que pudieran estar, no tenían marca alguna de un solo día duro de trabajo, no así poseía pequeños rastros de sangre. Recordó sin embargo que la frase"es que" la usaban los humanos comúnmente para justificar alguna mentira que estaban a punto de decir, o alguna verdad que iban a ocultar, que de todas formas no era bueno. Sin embargo recordó lo que le había dicho al ángel guerrero con quien congeniaba tanto: que no iba a matarlo porque no tendría sentido ya que éste no le había hecho nada. El arcángel que tenía enfrente tampoco le había hecho nada todavía ¡hasta le había complacido con música! No tenía porque ser rudo con ella.
- No tendría porque ser grosero contigo si tu has sido amable conmigo también. Como me trates será que yo te trataré
Expresó escondiendo de nuevo sus manos en sus bolsillos, no cabía duda de lo diferentes que eran entre ellos y sin embargo eran caras de la misma moneda.

Ver a una criatura tan hermosa, ver al que podía ser su otra mitad del mundo era épico ¡magnifico! No importaba que fuera una tregua, quizás si la hubiera encontrado en pleno campo de batalla hubiera actuado de la misma forma tonta. No... él diría cuidadoso, el resto de sus hermanos dirían "idiota". No podía dejar que supieran que admiraba a ese arcángel ¡En especial Mephistos! Aunque le encantaría verlo celoso, sabía que su reacción sería más bien contraproducente para él. ¿Porqué causarle daño alguno a quien hubiera tocado música para él? Lo mejor sería no decirle a nadie que se había encontrado con un arcángel y que no había querido matarlo.

Aunque ¡ARGH! Ya estaba disfrutando del melodioso sonido de su flauta cuando ella lo interrumpió súbitamente, incluso había cerrado los ojos, de forma que los abrió asustado cuando escuchó su voz, acostumbrado a incluirse en ambientes más hostiles.
- ¿Alma? ... ¿te refieres a la estela que brilla dentro de todos los humanos?
Se sentó en el suelo húmedo por el rocío de la mañana y en cuanto lo hizo, la tierra a su alrededor marcó un círculo de pequeñas florecitas que separaban su pasto del resto del pasto, que se secaba rápidamente ante la tóxica presencia del demonio y ésto sucedía únicamente porque estaba feliz.
- No estoy seguro de que los demonios tengamos un alma Dijo rumiando sus palabras, pensando seriamente en el asunto que acaban de plantearle. Un alma, ¡él poseer una cosa tan delicada! Si había tenido alguna seguramente se la había comido hace mucho tiempo. atrás - La música puede... la música puede cambiarte, ciertamente. Depende sin embargo de la persona y la melodía en cuestión... No creo que sea tan fácil que nos llegue a nosotros los demonios, pero ustedes los ángeles podrían mover multitudes con una sola nota de sus voces.
Lo decía ilusionado, viendo a la chica como si emitiera alguna especie de brillo que solo él podía ver, había ciertos sonidos que a los demonios excitaban, pero sin duda la música estaría en un número muy bajo en esa escala.

- Si tan solo pudiera explicar ésto mejor...
avatar
Amaimon
Demonios

Demonios

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 21/07/2012
Localización : Entre sus piernas ~~

Volver arriba Ir abajo

Re: Dualidad

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.